Faena sigue arriba de 50.000 cabezas y con mayor proporción de vientres

La faena bajó ligeramente en la última semana (por segunda semana consecutiva) y se concentró en vientres –el 55% del total de cabezas faenadas fueron vacas y vaquillonas-, y en novillos de dos a cuatro dientes, que en estos primeros días de abril representan el 54% del total de la categoría.

En un total de 106.000 animales más que el año pasado, este año han sido faenados casi 55.000 novillos jóvenes más que el año anterior (+35%) en similar periodo, así como 35.000 vacas más (+15%) y 20.000 vaquillonas más (+25%).

En la semana del 3 al 9 de abril la industria frigorífica procesó 52.068 vacunos, casi 3% menos que la semana anterior: 22.281 novillos, 21.615 vacas, 6.829 vaquillonas, 1.195 toros y 148 terneros.

Las previsiones de distintos actores de la cadena cárnica apuntan a un descenso en los niveles de faena para los próximos meses, en parte por la escasez de ganado terminado, por más que los corrales han estado compensando la falta de oferta de hacienda de pastura.

“En dos o tres meses sabremos lo que el stock nos dice”, afirmó en Tiempo de Cambio el gerente de Minerva, Ignacio Gamio.

Según el principal del grupo brasileño, en febrero la hacienda no estaba bien terminada, algo que se corrigió en marzo. En los primeros días de abril “la hacienda ha tenido una correcta terminación, es difícil que productor venda ganados que no estén bien terminados”.

Destacó que los corrales “están jugando un rol clave” aunque advirtió que “por tema de costos y disponibilidad de maíz y algunos insumos se va a ir encareciendo” la operación y la producción terminada a grano.

Desde el 1º de enero la faena bovina creció 16,7% respecto al año anterior en número de cabezas y 52% más que en 2020.

Faena ovina

La faena de lanares continúa siendo irregular, con vaivenes semana a semana. En la última semana bajó 23% en número de cabezas respecto a la semana anterior. Fueron 19.418 animales faenados, entre el 3 y el 9 de abril contra 25.571 de la semana anterior.

La última semana muestra una proporción más equilibrada entre corderos y ovejas.

En lo que va de año la faena ovina ha bajado 4% respecto al muy buen año 2021. En el sector se espera una recuperación de las cifras a partir del segundo trimestre por la proyección de demanda desde Brasil.

Noticias relacionadas

Gobierno argentino extiende cepo a las exportaciones; productores se oponen a la medida

Cecilia Pattarino

El USDA invertirá para impulsar mercados agropecuarios más competitivos y justos

Rafael Chans

Frigoríficos de EEUU enfrentan resistencias para la vacunación de sus trabajadores

Cecilia Ferreira