Incertidumbre en un mercado del gordo que no encuentra piso

En el mercado del gordo, promediando una semana corta por el feriado del 25 de agosto este viernes, la demanda de la industria se mantiene fría y son pocos los negocios que se concretan. La mayor parte de los productores no convalida los precios que pasa la industria para comprar hacienda, señalaron distintos operadores.

Hay más consultas que negocios, por ganados pesados para la primera semana de setiembre una vez terminada la faena de cuota 481 y fuera de cuota de ganados de corral.

Existe incertidumbre por las bajas semanales de precios, que no llegan a un piso, en un contexto de oferta escasa de ganado terminado y entradas a 10 días en promedio.

Las referencias se sitúan entre US$ 3,40 y US$ 3,45 por los novillos y hasta US$ 3,50 por lotes pesados y de volumen. Por vacas, más demandadas que los novillos y con una presencia creciente en la faena de las últimas semanas, se ofrece entre US$ 3,10 y US$ 3,15 por parte de la industria. Las vaquillonas en el eje de US$ 3,40.

Los productores que reciben estas señales de precio resuelven retrasar un poco la decisión de desprenderse de los ganados y se retiran de la posición de venta, dijo Gustavo Basso, director de Gustavo Basso Negocios Rurales en Tiempo de Cambio de Radio Rural.

Ante los valores que pretende pagar la industria por novillos de carcasas pesadas, “los productores manifiestan que no les satisfacen y no cubren los costos de las comidas para suplementar posteriores a la seca, así que el productor se estira un poco más y mete kilos”, apuntó Federico Constantín, vicepresidente de ACG e integrante del escritorio Alejandro Ilundain.

Los valores este miércoles eran similares a los del lunes de la planilla de ACG, dijo Constantín en Identidad Rural de Radio Rural. En la grilla de ACG los novillos especiales de exportación bajaron de US$ 3,58 a US$ 3,54 en la última semana, los especiales de abasto de US$ 3,55 a US$ 3,47 y el promedio general de US$ 3,53 a US$ 3,48.

El ajuste fue mayor en las vacas gordas, desde US$ 3,29 a US$ 3,22 las especiales, y de US$ 3,21 a US$ 3,14 las vacas buenas. Las vaquillonas especiales bajaron de US$ 3,50 a US$ 3,40 en la última semana.

Según Basso, la lógica de cautela se alinea a los precios históricamente bajos del gordo en Brasil “y mientras eso persista es difícil un cambio”.

Mercado ovinos

En ovinos se observa un repunte de precios en las últimas dos semanas, con oferta muy escasa por la extracción en los meses anteriores y por la esquila. en la última semana las ovejas subieron de US$ 2,35 a US$ 2,46 y los capones de US$ 2,44 a US$ 2,48.

Las carcasas pesadas de más de 24 kilos siguen castigadas en valores, y la demanda concentrada en cordero y borrego.

Se tocó piso y se da un rebote natural “buscando un equilibrio de valores que esté por encima de los últimos meses, que fueron muy complicados”, dijo Gustavo Basso.

Los mercados exteriores empiezan a mostrarse “más consistentes en negocios, sin márgenes demasiado estimulantes pero es una señal al mercado con una zafra que está muy próxima, para dar seguridad a los productores de colocación y niveles de precios decorosos”, señaló Basso.

Si bien en la última semana el precio de exportación de carne ovina fue el más bajo del año –correspondiente a operaciones de hace cuatro o cinco semanas- empieza a cambiar el tono de mercados con valores mejoraron en US$ 200 o US$ 300 por tonelada que “dan perspectivas de seguir funcionando”, señaló el operador.

Escuche la entrevista de Eduardo Blasina a Gustavo Basso en Tiempo de Cambio

Noticias relacionadas

Tarifas portuarias de Katoen Natie subieron más de 20%, alarma en los industriales y exportadores

Eduardo Blasina

Exceso de stock frena la demanda de China y enfría los precios

Javier Lyonnet

Relación entre hacienda y exportación sigue cayendo: sexta semana de baja

Cecilia Ferreira