Fuerte competencia de la carne estadounidense en países asiáticos

Las exportaciones de carne vacuna de EEUU a Asia se encaminan a un nuevo récord en este 2022.

Entre enero y setiembre de este año, las exportaciones de carne vacuna de EEUU a Asia oriental alcanzaron un récord de US$ 6.600 millones, superando los US$ 5.400 millones registrados en 2021, un aumento del 22% por ciento en valor, señaló el USDA este martes en su reporte US Beef Exports to East Asia on Record Pace.

En términos de volumen, las exportaciones aumentaron un 6,4%.

En China y Hong Kong, por ejemplo, las exportaciones de carne vacuna de EEUU superaron los US$ 2.000 millones por primera vez en 2021. Y en lo que va del 2022 esa cifra ya se alcanzó al 30 de setiembre, marcando un salto interanual en valor de 34%. En volumen el incremento fue de 23%.

A diferencia de la competencia en otras economías de Asia oriental, donde Estados Unidos y Australia son los dos principales proveedores, en China/Hong Kong, EEUU compite con varios proveedores sudamericanos, como Brasil, Argentina y Uruguay.

China importa principalmente carne vacuna deshuesada congelada que abastece al sector minorista, y los proveedores sudamericanos representan más de dos tercios de la cuota de mercado, tanto en valor como en volumen. Sin embargo, ha habido un fuerte crecimiento en el mercado de la carne fresca o refrigerada, impulsada principalmente por el creciente sector de hoteles, restaurantes e instituciones (HRI) de China. Australia y Nueva Zelanda siguen siendo los principales proveedores y aprovechan los acuerdos de proximidad y de libre comercio.

¿Qué se espera hacia adelante?

La forma en que las economías combaten la presión inflacionaria tendrá un impacto en la demanda de importaciones de carne  vacuna de Asia oriental, señala el informe.

Los precios de los alimentos continúan aumentando en el este de Asia, particularmente en Corea del Sur y Taiwán.

A pesar de las crisis económicas y las incertidumbres durante los últimos años, no hay indicadores sólidos que sugieran que el entorno económico mundial más débil haya debilitado la demanda de carne vacuna en el este de Asia.

A pesar de las interrupciones en la cadena de suministro de carne vacuna  fresca o refrigerada de EEUU, los tiempos de envío más prolongados y los costos más altos, la demanda de importación de productos de carne vacuna debería permanecer estable, apuntó el USDA.

Noticias relacionadas

EEUU reabre mercado para la carne brasile ña

Cecilia Pattarino

Siguen los buenos valores en el mercado de reposición

Cecilia Pattarino

Se cumple un mes de la suspensión de exportaciones a China; industria brasileña perdió US$ 500 millones

Javier Lyonnet
¿Quieres publicitar?