19.7 C
Montevideo
noviembre 26, 2022

Entradas más cortas generan expectativas de rebote en el mercado ganadero

Los negocios en el mercado de hacienda tienen entradas más cortas en todos lados “y esa es la mejor señal”, dijo un operador a Conexión Agropecuaria.

En zonas donde las lluvias fueron abundantes la oferta se cortó en forma abrupta, indicaron consignatarios que esperan ver la posición que toma la industria y aguardan novedades para mitad de semana.

Las referencias para el novillo de pasto están en los US$ 3,20 y US$ 3 para la vaca gorda, con precios de punta cerrados la semana pasada en US$ 3,27 y US$ 3,05 para cargar esta semana y la que viene.

“Se han hecho muchas ventas de ajustes de carga; si continúa lloviendo tocamos piso, pero si el clima nos juega en contra los frigoríficos no tienen piso para comprar más barato”, señaló un operador.

La semana pasada cerró con pocas operaciones y escasa demanda. La actividad frigorífica se aceleró en la última semana y superó las 50.000 mil cabezas semanales por primera vez desde principios de junio.

En la reunión de este lunes la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) señaló que la tendencia a la baja se modera. «Con aumento de faena, explicado por la mayor incidencia de ganados de corral, y una oferta con menor presión de venta, el mercado modera su tendencia. En los negocios de la semana pasada los novillos promediaron los US$ 3,30 por kilo en cuarta balanza, las vacas US$ 3,02 y US$ 3,17 las vaquillonas, corrigiendo entre seis y siete centavos respecto a la semana anterior.

En la reposición los terneros mostraron flecha para arriba, desde US$ 2,11 a US$ 2,22, atribuido la oferta reducida para la época y la demanda más activa en un nuevo escenario de valores. La vaca de invernada se mantuvo estable en US$ 1,61 y las terneras bajaron escalón desde US$ 1,97 a US$ 1,90.

El precio del ganado podría estar más cerca de alcanzar un piso en sus cotizaciones. La clave estará en los pronósticos a lo largo de esta semana (por ahora no aparecen lluvias).

En el caso de comenzar a equilibrarse los valores la próxima semana podría ser la primera de las últimas 10 sin ajuste de precios.

Para los lanares la oferta creció y el ajuste de valores fue significativo, entre 20 y 30 centavos según la categoría -una corrección de hasta 10% en solo una semana- con demanda selectiva.

Los corderos pesados ajustaron a US$ 3,20 desde US$ 3,51 por kilo en cuarta balanza, los capones de US$ 3,11 a US$ 2,90 y las ovejas de US$ 2,98 a US$ 2,68.

Noticias relacionadas

El dólar subió 0,6% en Uruguay y sigue cayendo en Brasil

Javier Lyonnet

Importadores chinos expectantes ante flexibilización de las exportaciones de carne de Argentina

Cecilia Ferreira

Los cuatro dólares cada vez más cerca

Eduardo Blasina