Zafra de arroz va a ser mayor en kilos que la anterior

Con una buena instalación de cultivo y potencial de rendimiento el arroz está a las puertas de una buena zafra y las lluvias emparejaron la situación en Cerro Largo, Rocha y Treinta y Tres, afirmó el vicepresidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz, Juan Miguel Silva, en Tiempo de Cambio de radio Rural.

“El 80% de las chacras no ha empezado a florecer, hay que mantener la cautela; la expectativa es buena, pero hay que concretarla”, dijo.

En zonas como Cebollatí no había llovido nunca desde la siembra y los consumos de agua salieron de los parámetros normales de riego en enero.

En el norte con temperaturas más altas el cultivo ya está floreciendo, aunque las lluvias no han sido tan significativas.

En la zafra actual el crecimiento de área es de 14% con 20.000 hectáreas más que la siembra 2020/2021, que tuvo un rendimiento récord de 9.400 kilos por hectárea.

Desde mediados de año se asume, de modo conservador, rindes más bajos, en torno a los 8.600 kilos por hectárea en el promedio del país, según la consultora Exante, que igualmente son niveles altos tanto en una mirada histórica como en la comparación internacional.

La cosecha de arroz 2021/2022 sería de casi 1,4 millones de toneladas, un volumen 5% superior al de la zafra anterior.

El retraso de las exportaciones en 2021, con valores que no eran convalidados, llevará a una entrada a cosecha con un nivel de stock de 15% al que se le sigue buscando destino en México, Perú, Medio Oriente y Centroamérica aunque sin negocios de grandes volúmenes.

La zafra 2021/2022, que va a ser mayor en kilos que la anterior, se sembró con mayores costos: “hoy una de las preocupaciones del arrocero es mantener una ecuación de costos de equilibrio”, dijo el directivo de Arroceros.

Noticias relacionadas

Luz verde para el protocolo que permitiría exportar sorgo a china

Javier Lyonnet

Valores locales de soja sobre US$ 330 por tonelada con demanda China sosteniendo el mercado en Chicago

Ricardo Sosa

Mayo de poca agua, una perspectiva que se afianza

Eduardo Blasina