Competencia entre exportadores australianos y fabricantes europeos afirmó el mercado de la lana

«Una tendencia alcista continua y constante en el futuro inmediato”, es vista como posible por analistas del mercado australiano de lana luego de una primera semana de precios al alza en los remates de la segunda parte de la zafra 2021/2022.

Era difícil prever que la lana subiera 5% al cabo de la primera semana de actividad tras el receso por las fiestas. En tres jornadas de remates con incrementos diarios de más de 1%, el Indicador de Mercados del Este (IME) ganó 46 centavos y cerró a US$ 10,11, mientras que algunas categorías subieron más aún.

Las lanas que registraron mayores aumentos fueron las de 21, 26, 28 y 30 micras. Las más gruesas acortaron sensiblemente la brecha de precios, que en el último año se había ampliado con pérdidas de 20% a 25%.

La mitad de la ganancia se desprende de la apreciación del dólar australiano frente a la moneda estadounidense y el resto a la valorización genuina del producto.

El consultor comercial de Australian Wool Innovation, Scott Carmody, dijo que los compradores llegaron con la intención de reconstruir el inventario luego de la pausa de tres semanas en las ventas.

Los valores altos se produjeron por la competencia entre exportadores locales y fabricantes europeos, que mayormente superaron los valores propuestos por industriales chinos.

«El interés de los principales fabricantes europeos fue fuerte en los tipos de lana cruzada, con una gran mayoría de las mejores lanas en ese sector de tipo dirigiéndose hacia esa dirección».

El productor y exportador Djalma Puppo dijo a Tiempo de Cambio de radio Rural que el mercado se ha comportado con subas y bajas por lo que persiste cierta cautela más allá de las buenas señales. Esta semana, con una oferta amplia de más de 46.000 fardos, el empate respecto a los valores actuales es un buen resultado, consideró.

Todavía no se percibe una corriente de interés mayor a la de la primera parte de la zafra 2021/2022 aunque persiste la mayor demanda por lanas finas –debajo de 21 micras- sobre los micronajes de mayor grosor.

Si bien ha habido en los últimos días muchas consultas por parte de los productores locales, es escasa la concreción de negocios, apuntó Puppo.

Si se mantienen estos valores sí va a haber una corriente de negocios para los productores, que están con decisión de venta después de un receso muy fuerte, sin operaciones en diciembre.

Con información de Sheep Central

Noticias relacionadas

Se detuvo la baja en el mercado lanero australiano

Cecilia Pattarino

Mercado lanero espera extender la racha alcista de las últimas semanas

Javier Lyonnet

Las lanas siguen padeciendo ‘la nueva normalidad’

Eduardo Blasina