Fuerte cambio en el escenario agrícola 2023/24

El mercado cambió totalmente el viernes de tarde y ese cambio replantea todo para la próxima siembra de verano. EEUU tiene casi dos millones menos de ha de soja de las que se suponía, tiene menos stock del que se proyectaba y la soja que tiene está en mal estado porque este lunes el informe de estado de los cultivos detectó un empeoramiento que el mercado tampoco esperaba. El viernes el USDA colocó el área sojera en 33,8 millones de hectáreas, 4,8% menos que los 35,5 millones de hectáreas previstos por los privados y un 4,57% menor que los 35,41 millones proyectados en marzo. Hay 1,6 millones de hectáreas menos o sea que con un rendimiento normal son 5 millones de toneladas menos. Pero pueden ser más porque falta el agua y el estado de la soja volvió a caer la semana pasada a 50% en estado bueno o excelente. Venía de 51% y el mercado esperaba una mejora a 52%.

Con la soja perdiendo estado y el maìz mejorando, entendemos muy probable que se consolide una diferencia importante de precios que ya estará determinando una fuerte apuesta por más área de soja en el Mercosur en esta primavera. Puede anticiparse que también en EEUU en la próoxima siembra aumentará el área de soja y caerá la de maíz.

Soja 2024, de un mercado en baja al sacudón del clima y el recorte de área en EEUU

Este conjunto de factores, con buena parte de la cosecha de Brasil vendida, con Argentina convertida en compradora del grano lleva a compras de los fondos de inversión.

Otro factor es la suba del petróleo que se generó a partir de un nuevo recorte de la producción y exportaciones de Arabia Saudí y Rusia para frenar la caída de precios del crudo.

El informe del viernes también puso de manifiesto las bajas existencias de soja al 1º de junio de 21,7 millones de toneladas, por debajo de los 22,10 millones que esperaban por los privados y de los 26,3 millones de un año atrás.

Este nuevo escenario llevó a un salto de precios viernes  y lunes que llevó a la soja en la posición julio a casi US$ 600 al mediodía del lunes, cotización que no se sostuvo en la tarde, aunque la oleaginosa terminó este primer día de la semana en terreno positivo.

En situación opuesta a la de la soja están los cereales, tanto el trigo como el maíz. En el caso del maíz, el USDA ubicó la superficie sembrada en 38,1 millones de hectáreas, un 2,50%, 900 mil ha más que las 37,2 millones esperados por los privados y que eran la superficie proyectada por USDA en marzo. El área es 1,4 millones de hectáreas más que el año pasado. El maíz tiene un nivel de stocks más holgado que la soja y además su estado en las chacras mejoró tras las lluvias, pasando el bueno a excelente de 50% a 51% del total pero con chances de seguir mejorando porque hay lluvias previstas en un momento clave de inicio de floración. Esto en un momento en el que Brasil está levantando una excelente cosecha.

Para el trigo no hubo cambios y no se espera que el 18 de julio se renueve el acuerdo para exportar el grano del mar Negro, pero el mundo está bien abastecido excepto en la región donde la ausencia del trigo argentino genera oportunidades para las exportaciones de Uruguay.

El trigo amagó a levantarse, pero volvió a caer.

Noticias relacionadas

Fuerte ajuste para los granos, ¿cerca del piso?

Javier Lyonnet

Buen avance de siembra de trigo, récord de producción esperado en Argentina

Eduardo Blasina

Arrancó la siembra de maíz y se afianzan cultivos de invierno: próxima lluvia es clave

Ricardo Sosa