Una semana tormentosa

Por Eduardo Blasina

Con fuertes caídas en el precio del ganado gordo y la lana, un dólar bajo, los productores intentando cruzar el invierno post sequía, dos noticias agregaron preocupación a la ya existente. Por un lado la suba de tarifas de 24% de la principal operadora del puerto, de la que es socia la Asociación Nacional de Puertos. Por otro la entrada de perros en una cabaña histórica de Uruguay causando una vez más destrozos.

Afortunadamente la suba de tarifas tuvo una marcha atrás. Pero la situación se ha vuelto delicada. La preocupación es muy alta. Los indicadores se desbalancean. La exportación en pie sostiene a la cría pero genera relaciones de reposición adversas, lo contrario a lo habitual en una sequía.

En ese contexto la semana trajo, tal vez como curiosidad, precios de exportación muy altos en el registro semanal para carne vacuna y ovina. Tal vez la alta proporción de ganado de corral y el escaso volumen de exportación en ambos casos esté inflluenciando los datos.

Desde una perspectiva que busca señales positivas, esos datos y la firmeza del novillo en Brasil, -a esta altura más alto que el de Uruguay- pueden estar dando la pauta de que el piso de precios esté cerca.

Pero más allá de la coyuntura las tendencias macro a una fortaleza de la moneda uruguaya que por momentos parece fuera de toda lógica están encendiendo alarmas más permanentes. La mochila del atraso cambiario, tal vez la mas pesada de varias, no puede salir del centro del debate.

Noticias relacionadas

La faena vacuna sigue arriba de las 60.000 cabezas

Javier Lyonnet

No hubo acuerdo en la industria frigorífica y sigue el conflicto, con paro en varias plantas

Cecilia Ferreira

Sequía en Argentina afecta a 37 millones de cabezas de ganado

Javier Lyonnet