Toma de ganancias a la espera de Rusia y las lluvias

Van cuatro semanas consecutivas de suba en la soja. El dato más importante de la semana fue el de la Compañía de Abastecimiento  de Brasil (Conab), que llevó su proyección de producción de soja de 140,50 a 125,47 millones de toneladas, por la sequía en Mato Grosso do Sul, Paraná, Santa Catarina y sobre Rio Grande del Sur. Eso genera una baja en la proyección de exportaciones de 89,3 a 80,16 millones de toneladas, y de harina de soja, de 17,80 a 16,77 millones. Eso se suma a la caída de la producción y el saldo exportable de Argentina y Paraguay.

Respecto a Brasil la baja proyectada es mucho más moderada, de 139 a 134 millones cosechadas y de 94 a 90,50 millones el cálculo sobre sus exportaciones, mientras que para Argentina el ajuste de la producción fue de 46,50 a 45 millones de toneladas. Es un hecho que los ajustes de USDA continuarán en marzo.

El estado de los cultivos es muy malo en Paraguay donde pasó de  8,50 a 6,30 millones de toneladas la producción prevista, con un ajuste para sus exportaciones de 5,25 a 4,15 millones.

La situación en América del Sur generó una fuerte suba la semana pasada que llevó por primera vez en 10 años al precio de la soja en Uruguay a superar los US$ 600 por tonelada, algo que no se sostuvo el lunes cuando se dio una fuerte toma de ganancias y una aversión al riesgo en víspoeras de lo que se supone será la invasión de Rusia a Ucrania.

La suba de la soja es más notable si consideramos que ocurre a continuación de una cosecha récord de EEUU de 120,71 millones de toneladas, Está creciendo fuerte la molienda en EEUU (pasó de 59,60 a 60,28 millones de toneladas) y el uso total, de 62,79 a 63,47 millones. Las exportaciones fueron sostenidas en 55,79 millones. Por la mayor molienda el USDA redujo de 9,52 a 8,84 millones de toneladas la proyección de stock s final. Si China aumenta las compras el bajo stock de EEUU será otro factor de suba previo a la siembra de abril. Otra tendencia importante es que la diversificación de las raciones en China va aflojando la demanda por soja, que en la proyección de USDA pasó de 100 a 97 millones de toneladas. Un factor de calma para un mercado que la semana pasada superó los US$ 600 y que al cierre del lunes se acerca a US$ 590 en las referencias Nueva Palmira. El cierre este lunes para la soja julio 2022 en Chicago fue de US$ 578 y la soja julio 2023 fue de US$ 513,4.

Tras el rush, la soja se tomó un respiro

A lo largo del día el mercado de soja fue recuperando posiciones tras la fuerte toma de ganancias inicial, pero también puede haber influenciado una tenue esperanza de diplomacia postergando el comienzo de un conflicto entre Rusia y Ucrania.

En el caso del trigo, el mercado se mantuvo equilibrado, alternando entre la geopolítica que puede afectarlo profundamente, la sequía que sigue amenazando al trigo estadounidense y la necesidad de que el hemisferio Sur vuelva a sembrar la mayor área posible de cereales de invierno en un contexto de altos precios de la energía y los combustibles.

El trigo en caso de conflicto podría volver a los US$ 300 aunque analistas de Rusia ven la invasión poco probable.

El trigo oscila al son de los tambores de guerra

Por ahora se va acercando a los US$ 290 en Chicago pero parece no trasladarse al mercado interno que sigue en torno a US$ 255 puesto en molino. El cierre de este lunes fue levemente al alza.

En el mercado del maíz las pérdidas de la primera cosecha de Brasil, y de Argentina y Paraguay se siguen sumando y aunque en Chicago siguió a la toma de ganancias, la producción regional volverá a ser mucho menos de lo esperado y la firmeza para la cosecha uruguaya parece asegurada por una demanda interna que con estos precios de novillo y leche seguirá muy firme.

Los precios del maíz en Chicago se muestran más estables que los de soja o trigo, con la novedad de exportaciones intensas la semana pasada por parte de EEUU, que llevaron a un cierre positivo, sobre US$ 258 por tonelada para mayo de este año y US$ 239 por tonelada para mayo 2023.

El panorama climático en el Mercosur será determinante de una posible quinta semana de suba en el precio d la soja. Así como la fortaleza del precio del petróleo que en pocos días seguramente volverá a cruzar la referencia de los US$ 100 por barril.

Noticias relacionadas

Este martes quedaría solucionado conflicto portuario argentino

Eduardo Blasina

FUCREA: “Los costos están achicando los márgenes respecto a los rendimientos promedio”

Javier Lyonnet

Argelia volvió a ser el principal destino para los lácteos locales en octubre

Cecilia Ferreira