16.9 C
Montevideo
abril 22, 2024

Recalculando: en Argentina y Brasil, de maíz a soja

Hasta agosto los márgenes económicos que dejaban los cultivos de maíz temprano en Argentina superaban a los de la soja de primera. Pero la ecuación cambió en las últimas semanas, al mismo tiempo que se frenaron las labores de siembra de maíz por falta de agua en algunas zonas.

Además en Argentina la sequía empieza a golpear al trigo -hay chacras ya perdidas en Santa Fe- y desestimula al maíz. La misma tendencia se está reportando en Brasil, donde hay una migración de superficie que estaba prevista para maíz hacia la oleaginosa.

¿Vale la pena mantener las rotaciones y pasar a maíz tardío o cambiar a soja de primera? En Argentina los márgenes en campo alquilado son negativos para los dos cultivos, pero con soja de primera se pierde menos, según la Bolsa de Comercio de Rosario. En campo propio, los márgenes netos estimados para el maíz temprano cayeron a menos de la mitad desde abril (de US$ 800 a US$ 400 por hectárea) y fueron superados por la soja de primera.

La soja de primera continúa ganando terreno sobre los márgenes netos de los principales cultivos, desplazando al maíz temprano del primer puesto

Esta tendencia comenzó a verse el mes pasado y no ocurría desde hace más de un año.

La falta de agua pone en jaque el área de intención de siembra de maíz, 1,4 millones de hectáreas (90% de la superficie proyectada para 2023/24) en la zona núcleo de Argentina.

“Con el problema financiero y la urgencia por hacerse de recursos en marzo, la soja de primera tienta para saltear la planificación y las rotaciones en esta región en este año. Conclusión, más hectáreas podrían pasar a soja de primera”, indica la Bolsa de Comercio de Rosario en su último análisis.

Según las últimas actualizaciones de precios al día 18 de septiembre, en campo propio, la soja de primera le saca 46 u$s/ha de ventaja al maíz con una ganancia neta de 467 u$s/ha (contra 421 u$s/ha). En campo alquilado, los dos cultivos tienen márgenes netos negativos (para el planteo propuesto). Sin embargo, en la oleaginosa las pérdidas son menores, con -167 u$s/ha (vs -229 u$s/ha).

Los márgenes del maíz tardío están muy ajustados y la soja de primera, su principal reemplazante, está en clara ventaja.  En campo propio, el cereal arroja 186 u$s/ha vs 467 u$s/ha de la soja de 1ra. En campo alquilado, los dos cultivos dan pérdidas, sin embargo, con la soja las pérdidas son muy inferiores: -167 u$s/ha vs -506 u$s del maíz tardío.

Ver informe en Bolsa de Comercio de Rosario

Noticias relacionadas

La ONU preocupada por la continuidad del acuerdo de granos del Mar Negro

Javier Lyonnet

Buen avance de siembra de trigo, récord de producción esperado en Argentina

Eduardo Blasina

Lo que dirá el USDA: stock de granos seguirá bajo en 2022

Eduardo Blasina