Precio del novillo en EEUU cruzó los US$ 6 por primera vez: ¿cuánto aumentó en un año?

Los precios del novillo para faena en Estados Unidos promediaron US$ 6,06 por kilo carcasa en la última semana, según el Departamento de Agricultura (USDA), superando por primera vez los US$ 6. El récord anterior, de mediados de enero de 2015, era de US$ 5,96.

Hace un año el precio era de US$ 4,93 por kilo carcasa. El incremento internual fue de 23%. En lo que va de 2023 el precio aumentó 10,6%, luego de cerrar el año 2022 con una cotización de US$ 5,48.

Los valores están en EEUU están hoy casi US$ 2 por kilo arriba de los de Uruguay. En abril de 2022, cuando el precio alcanzó un pico de US$ 5,50 en Uruguay, en EEUU el novillo gordo se pagaba a US$ 4,98.

El stock de vacas de cría en EEUU tocó su mínimo desde 1962

Las cotizaciones del ganado gordo en el mercado estadounidense están superando los récords de 2014-2015 desde hace algunas semanas. En lo que va de año el precio de los novillos de engorde aumentó entre 45 y 65 centavos.

Los precios del novillo en pie en la última semana también fueron récord: cruzaron el récord de noviembre de 2014 y lo llevaron a US$ 3,81 hace dos semanas, y en la última semana se fortalecieron aún más y alcanzaron los US$ 3,98, según el USDA.

El incremento en esta categoría es de 14% desde fines de 2022. Por su parte, los novillos de corral cotizan hoy a precios 30% superiores a los de hace un año.

¿Por qué en Estados Unidos son optimistas respecto al precio del ganado?

Los precios del ganado de engorde en pie están por encima de los US$ 5 en la posición agosto del mercado de futuros CME.

Aunque los precios estén alcanzando máximos históricos, también son altos los riesgos. Los altos costos actuales y la inflación relativizan los márgenes. Y para muchos productores los resultados no están siendo positivos.

“Yo diría que estamos ante los precios más altos en 10 años en términos nominales, que está muy bien, pero hay que tener cuidado en cómo eso se interpreta”, advirtió el economista James Mitchell, de la División de Agricultura de la Universidad de Arkansas.

La temporada récord de 2014-2015 fue inolvidable para los ganaderos, por razones buenas y malas. Los precios del gordo alcanzaron un techo por encima de US$ 5,90 debido a una gran demanda y en un momento de costos de alimentos e insumos relativamente bajos.

Cuando la relación de mercado se corrigió, los precios cayeron estrepitosamente y dejó a muchos productores en la situación de mantener grandes cantidades de ganado o venderlos a precios mucho más bajo de los esperados.

Con los precios actuales de los granos, el combustible y otros suministros, se puede confiar en que los precios de mercado son más firmes.

“La rentabilidad no ha subido tanto como los precios podrían sugerir, sí creo que los precios se van a mantener en niveles altos por un tiempo prolongado”, indicó Mitchell.

Tampoco es parejo el margen ni las expectativas, en función de los riesgos climáticos.

“Dos de nuestros estados ganaderos más grandes, Oklahoma y Texas, siguiendo teniendo condiciones de sequía, lo que limita las opciones para muchos de esos productores”, dijo Mitchell.

“Los precios pueden ser altos, pero si no tenemos pasto para alimentar al ganado, no hay nada que podamos hacer al respecto”, dijo.

Ver también:

Noticias relacionadas

Luego de cuatro subas consecutivas, cayó el Novillo Tipo

Cecilia Ferreira

Avanzan las gestiones para que Uruguay exporte ovinos en pie a Brasil; técnicos del MAPA visitaron Artigas

Cecilia Ferreira

¿Puede Defensa de la Competencia frenar la transacción de Marfrig y Minerva en Uruguay? Esto explicó un especialista en el tema

Cecilia Ferreira