29 C
Montevideo
febrero 28, 2024

Por el derrumbe de precios de la carne vacuna en China, Argentina está exportando a pérdida

La fuerte caída de precios de la carne vacuna en China genera fuerte preocupación en el sector exportador argentino. Un combo entre baja demanda y alta oferta de Brasil, Argentina y Australia presionan el mercado.

Según las referencias de precios publicadas por la Asociación de Productores Exportadores de Argentina, el garrón y brazuelo, uno de los cortes más demandados por los compradores chinos cotiza actualmente en torno a US$ 4.000 por tonelada, 1.000 dólares menos de lo pagado un mes atrás y un tercio por debajo de los US$ 6.000 que cotizó este corte hasta fines de marzo. El resto de los cortes más demandados por China se ubican dentro de un rango de US$ 3.900 a US$ 3.300 por tonelada, ajustando entre un 13% y 6% en el último mes.

“El negocio se nos puso muy vidrioso”, dijo un exportador al portal Bichos de Campo, y aclaró que las operaciones con China se venían haciendo a pérdida. Los precios de la categoría “vacas”, que son la materia prima del negocio, tuvieron un aumento de poco más del 20% en el último año, pero la caída del precio de la tonelada que se exporta a ese destino es tan importante que aun así se opera a contra-margen.

En mayo Argentina exportó 92.000 toneladas de carne vacuna, de acuerdo a los datos publicados por el INDEC, procesadas por Rosgan. El volumen representó una suba de 22% respecto a abril y del 12% interanual.

En cuanto a valores, el precio FOB promedio para todos los destinos fue de US$ 4.250 por tonelada, un 5% menos a lo conseguido el mes previo y un tercio por debajo del máximo alcanzado en abril de 2022. China, aun sin reaccionar en precios, tuvo una participación del 87% del volumen total, con 76.700  toneladas de res con hueso.

Noticias relacionadas

Gobierno argentino extiende cepo a las exportaciones; productores se oponen a la medida

Cecilia Pattarino

Genética para una ganadería sustentable: de la cría al consumidor final

Javier Lyonnet

Precio del ganado presionado a la baja y con escasa demanda

Javier Lyonnet