Mercado del gordo se tonifica, pero predomina la cautela y las expectativas son moderadas

Se afianzó un repunte de precios y al arranque de la semana el escenario es de estabilidad, luego de quebrarse la tendencia bajista registrada durante diez semanas consecutivas. Aún así, la sensación sigue siendo de incertidumbre.

“Se ha empezado a mover respecto a la apatía que traíamos. Hay que manejarlo con cautela, hay que ver cuáles son las causas detrás de la suba, si son causas firmes y sostenibles a largo plazo, o coyunturales”, dijo a Conexión Agropecuaria Américo Pont, de Innova Campos y Ganado.

Los productores no estaban convalidando los precios que estaba pasando la industria. Hay mucho ganado gordo en los campos.

La operativa de cuadrillas kosher es un factor alcista para los ganados especiales.

Hay disparidad de precios entre plantas. La propuesta de valores va de US$ 2,90 a US$ 3,05 por kilo para el novillo y entre US$ 2,60 y US$ 2,70 para la vaca. Se pueden conseguir valores por encima. Por vaquillona se manejan valores entre US$ 3,10 y US$ 3,15.Las entradas van de una a dos semanas.

El operador destacó que noviembre suele ser un mes de liquidación de tropas para afrontar los compromisos de fin de año y del año entrante. Y que a su vez coincide con la última ventana de faena de corral para cuota.  “Optimismo, pero a la vez cautela”, sostuvo.

En un contexto de «disparidad e incertidumbre» la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) demoró en la noche del lunes en publicar sus resultados de negocios para la semana que pasó. En forma excepcional dio a conocer precios mínimos y máximos para el ganado gordo en lugar de los habituales promedios, con el novillo fluctuando entre US$ 2,95 y US$ 3,25, la vaca de US$ 2,55 a US$ 2,95 y la vaquillona de US$ 2,80 a US$ 3,05.

En el mercado de reposición, hay demanda pero preocupa la demora de las lluvias en el Sur del país. ACG comentó este lunes que «con menor oferta, y demanda cautelosa, se enlentece la concreción de negocios» y cifró los promedios en US$ 2,15 para los terneros, 6 centavos menos que la semana anterior, US$ 1,91 para terneras (baja de cuatro centavos) y una suba en vacas de invernada de US$ 1,30 a US$ 1,32.

En lanares, hay movimiento de demanda. Se mantienen las exigencias en peso de carcasa, con limitantes para las que superan los 24 kilos.

También en forma excepcional, ACG no actualizó los promedios de la última semana.

 

 

Noticias relacionadas

El stock de vacas de cría es el más bajo desde 2012

Javier Lyonnet

Fuerte caída del precio de exportación de carne

Javier Lyonnet

Importaciones chinas de carne cayeron 14% en julio

Cecilia Ferreira