El petróleo se vuelve a disparar y el dólar se acerca a los 40 pesos

El dólar interbancario en Uruguay cotizó este lunes a $ 39,857 y quedó solo 0,5% por debajo del valor de principios de año. Fue la sexta jornada de suba consecutiva para el dólar con una apreciación de más de $ 1,5 en una semana. Hasta el 9 de octubre aumentó 3,37% y la brecha del tipo de cambio respecto a 12 meses atrás se redujo a 2,9%.

“No es una devaluación ni una corrida, nada que ver”, dijo Ángel Urraburu, presidente de la Bolsa de Valores de Montevideo, en Tiempo de Cambio de Radio Rural.

Evolución del tipo de cambio del dólar en Uruguay en 2023. Gráfico: Bevsa

Urraburu señaló este lunes que es un desafío proyectar qué va a pasar con el dólar en el corto plazo cuando acaba de estallar un conflicto bélico “que va a tener efectos que hay que ver sobre la marcha”.

Por lo pronto el petróleo se disparó 4,2% y el barril de Brent superó los US$ 88,30 el lunes después de una fuerte caída la semana pasada. El incremento del crudo fue sostén fundamental para que las energéticas ayudaran a las bolsas de EEUU a cerrar con ganancias.

También influyeron las declaraciones de dos funcionarios de la Reserva Federal acerca de que el aumento de los intereses de los bonos a largo plazo puede hacer menos necesario que el banco central vuelva a endurecer su política monetaria. En EEUU las tasas de interés de bonos de rendimientos fijos a 10 años subieron 12% después de los anuncios de la FED de que mantendrá tasas altas. Hasta el viernes el mercado daba por descontado un nuevo aumento de tasas en noviembre.

Según Urraburu esta es la variable más trascendente para el precio del dólar que se consolidó en el mundo cuando bajó la expectativa de que las tasas de interés internacionales iban a estar altas por poco tiempo más.

Otro indicador clave es la inflación en EEUU, cuyo dato de setiembre se conocerá este jueves 12.

Urraburu destacó que al mismo tiempo el Banco Central ha consolidado su baja de tasas de las letras de regulación monetaria con una nueva corrección de 0,5% a la baja para llegar a 9,5%. “Han bajado en la misma proporción que la tasa de referencia, y sin embargo el dólar sube”, dijo el presidente de la Bolsa de Valores.

En el contexto de una baja de inflación al 3,87% en los últimos 12 meses y de 3,35% para la inflación subyacente -que consideró “un logro para encuadrar”- señaló que “el IPC bajó en los últimos 4 meses más de lo que bajaron las tasas de interés”. De este modo, “la política monetaria restrictiva por la vía de baja de la inflación se ha vuelto más restrictiva aún, con tasas que pagan las letras que siguen muy por encima de la inflación en términos reales, un dato no menor, por eso la política monetaria sigue siendo fuertemente restrictiva”.

El presidente del Banco Central del Uruguay (BCU), Diego Labat, anticipó que la inflación puede tener “algún repunte” en el último trimestre del año, aunque consideró que se va a mantener dentro del rango meta de entre el 3 y el 6%.

Labat anticipó que la proyección del BCU para el IPC en el orden del 5,7% en el horizonte de 24 meses, “siempre dentro del rango”. No obstante, admitió que en los próximos meses puede darse una suba debido a que existe “una inflación de base negativa”.

Noticias relacionadas

La sequía todavía no se va

Eduardo Blasina

Maltería Oriental apunta a sembrar 100.000 hectáreas de cebada en 2023

Javier Lyonnet

Brasil lidera las compras de lácteos uruguayos en noviembre

Cecilia Pattarino