La geopolítica sostiene los precios, la oferta presiona a la baja

Casi la mitad del maíz y la soja de EEUU sembrados parecen ser un factor clave bajista de mediano plazo que se suma a la gran cosecha brasileña de maíz safrinha tras una gran cosecha de soja que es récord.

Los estadounidenses ya sembraron 49% del maíz y 35% de la soja, muy por encima de un año atrás e incluso de lo que esperaba el mercado. EEUU sigue en camino a una buena cosecha con buena disponibilidad de agua en el suelo, lo que no sucede con el trigo de invierno que avanza en su ciclo y no mejora con solo 29% en buen estado.

Por el lado de la oferta la llegada del maíz de Brasil y Paraguay será otro factor de presión que puede moderar las cotizaciones de Uruguay.

En esta semana un cierto repunte del petróleo da sostén a las cotizaciones de los granos pero todas las miradas están puestas en las cifras que surjan el 12 de mayo por parte del USDA con su proyección 2023/24 y con el acuerdo de Rusia y Ucrania que vende el 18.

Hasta ahí no habrá cambios drásticos de las cotizaciones. Por el momento no hay factores climáticos distorsivos sobre la oferta, con una buena cosecha de trigo en Europa y un buen comienzo de zafra en EEUU y una economía lenta en EEUU, hay poca chance de sobresaltos que no vengan de la guerra en Ucrania y un posible bloqueo ruso que en estos días ya se está haciendo notar en la operativa del Mar Negro.

El trigo y su rebote por la incertidumbre por Ucrania, mientras la soja rema un rebote técnico que no tiene muchas perspectivas.

 

 

Noticias relacionadas

Tras leve repunte en diciembre, el Novillo Tipo cierra el 2020 por debajo de 2019

Cecilia Ferreira

El placer de la mejora gradual y pensar en las generaciones futuras

Eduardo Blasina

Brasil va a pedir cambios a China en el protocolo sanitario para casos atípicos de vaca loca

Javier Lyonnet