La faena cayó 15% y quedó por debajo de las 35 mil cabezas

La escasez de oferta de ganado finalmente se vio reflejada en la faena de la primera semana de julio, que bajó 15% desde 41.201 a 34.996 cabezas respecto a la semana anterior. Fue el volumen de faena más bajo del año desde la primera semana de enero. Con plantas cerradas por licencias y mantenimiento, y poca hacienda terminada para la industria, la actividad se redujo sensiblemente.

En comparación a la misma semana de 2023 la cifra fue 23% inferior. La diferencia de actividad fue mayor entre los novillos, 29% menos mientras que entre las vacas la caída fue menor, 12%. El número de vaquillonas se mantuvo estable.

El año pasado hubo un fuerte repunte de la faena en la primera quincena de julio después de un flojo mes de junio. En junio de 2024 se faenaron 180.269 vacunos, 6,1% más que en el mismo mes de 2023, y los novillos respondieron por ese incremento de unos 10 mil animales.

Este año en junio ingresaron a planta 92.771 novillos y el año pasado 82.942.

En lo que va de 2024 se alcanzó un número de 1.194.310 vacunados faenados, frente 1.120.374 del año anterior, un incremento de 6,6%.

Faena de lanares

La faena de ovinos también se contrajo hasta el piso anual. Bajó 14% en un escenario estacional de oferta reducida y con 7.707 cabezas fue la semana con menor operativa en los últimos 12 meses.

De hecho, fue casi el doble de lo faenado en la misma semana del año anterior, cuando tocó un piso anual de menos de 4 mil animales.

La faena de lanares de junio, con 49.924 cabezas, fue 19% más baja que la del mismo mes del año pasado.

El acumulado anual está 41% por debajo de 2023, con 428.986 animales frente a 728.089 del año pasado.

 

Noticias relacionadas

Novillo en Brasil tropezó luego de alcanzar su mayor valor desde agosto

Javier Lyonnet

Paro en Conaprole amenaza la recolección de leche

Cecilia Ferreira

Faena estable 20% por debajo del año pasado

Cecilia Pattarino