Gobierno seguirá interviniendo en el mercado de cambios y podría demorar ajuste de combustibles

Con el derrumbe en las bolsas y el nerviosismo generalizado en los mercados se afianzó la presión alcista sobre el dólar en los mercados emergentes y en Uruguay el Banco Central debió aumentar su intervención en el mercado. La ministra de Economía, Azucena Arbeleche, confirmó que la autoridad seguirá interviniendo en el mercado para evitar una excesiva volatilidad en el dólar que ya sube 15,7% en el acumulado del año. Adelantó que el gobierno seguirá esperando antes de decidir un ajuste en el precio de los combustibles.

El dólar interbancario cerró con un valor promedio de $ 43,199 ganando 3,74%. A través de la Bolsa Electrónica de Valores se negociaron US$ 58,9 millones con ventas del Banco Central por US$ 17,3 millones. La titular de Economía dijo que se está evaluando lo que sucede con los mercados internacionales y por eso se ha demorado el anuncio de los ajustes especialmente en el precio de los combustibles con el petróleo derrumbándose.

En Brasil el dólar llegó a operar en R$ 4,80 obligando al Banco Central a la mayor intervención diaria desde mayo de 2009. La autoridad monetaria inyectó al mercado US$ 3.465 millones luego de vender US$ 5.000 millones entre jueves y viernes de la semana pasada. La divisa cerró en R$ 4,7256 ganando 1,97%. Con la incertidumbre en los mercados internacionales se descuenta que el Banco Central tendrá que bajar la tasa de interés en reales lo quita atractivo a los activos en esa divisa lo que es alcista para el dólar. El índice Ibovespa de la bolsa de San Pablo registró la mayor caída diaria desde 1998.

Sobre las 23.30 horas los futuros del petróleo intentaban una recuperación luego de desplomarse con la mayor caída diaria desde 1991 cuando la primera Guerra del Golfo. El mercado ya amagó el viernes cuando Rusia y Arabia Saudita no se pusieron de acuerdo para un nuevo recorte de la oferta de crudo disparando la competencia entre las dos potencias. El petróleo Brent para entrega en mayo cayó US$ 10,91 o 24,1% hasta US$ 34,36 por barril luego de operar en US$ 31,02 por barril, su menor valor desde febrero de 2016.

La propagación del coronavirus ya afectando la actividad de las grandes potencias llevó a la mayor caída diaria desde 2008 en Wall Street con el índice Dow Jones perdiendo más de 2000 puntos. Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos tocaron mínimos ante la presión compradora por activos de refugio.

Noticias relacionadas

Banco Central interviene comprando para sostener valor del dólar

Ricardo Sosa

Subió el dólar, bajó el petróleo y Wall Street remontó pérdidas

Javier Lyonnet

Suba de combustibles y cambio de sistema de fijación de precios

Eduardo Blasina