El precio del ternero resiste la pandemia

El precio del ternero sigue firme pero ¿logrará mantenerse el optimismo en las ventas en las próximas semanas? Por ahora quienes venden se mantienen firme en los precios que piden en negocios particulares, pero los fríos han llegado y la sequia golpea en zonas del este, la oferta aumentará en las próximas dos semanas.

El precio del ternero promedió US$ 2,40 por kilo en pie en los últimos tres remates por pantallas virtuales (Plaza Rural, Pantalla Uruguay y Lote21), ocho centavos o 4% más que en el mismo período del año pasado y un descenso de apenas 1% o tres centavos respecto al mes pasado. Los terneros livianos de menos de 140 kilos promedian US$ 2,60. Los invernadores han mantenido la confianza de que tanto la falta de agua en algunas zonas como las alteraciones que provoca el coronavirus son circunstanciales.

La firmeza también se ha mantenido hasta ahora en el mercado de la ternera que promedió US$ 2,23 en los remates por pantalla, apenas 2% menos que los US$ 2,28 del mes pasado y un 9% más que los US$ 2,05 de un año atrás.

La diferencia entre el precio del ternero y la ternera está desde comienzos de 2019 en los niveles más bajos registrados y alcanzó mínimos de 2% en 2019. Actualmente es de 8%, cuando habitualmente entre categorías hay una brecha de 20% y más.

Por otra parte, las categorías más próximas al gordo -negocios de corto plazo- tienen un descenso más acentuado. Por vacas de invernada se concretaron negocios esta semana entre US$ 1,40 y US$ 1,45, cuando a fines de 2019 se superaban los US$ 1,9.

‘Si China retoma la demanda, va a haber un mayor interés por vacas de invernada a pesar de haber descendido copiando el precio del ganado gordo. Y no así por novillos’, dijo José Aicardi, presidente de ACG y director de Megaagro.

Relación de reposición en máximos de tres años

La caída en el precio del novillo gordo, copiada por la reposición pero con descensos menos marcados, determinó que la relación flaco/gordo (cociente entre el precio del ternero y el del novillo gordo) subiera a 1,36, el más alto registrado desde enero de 2017.

La razón del aumento es un a caída de 30% en el precio del novillo gordo respecto al pico histórico de US$ 4,35 por kilo cuarta balanza a US$ 3,07 en la semana cerrada el 28 de marzo de 2020. El ternero cotiza en el eje de los US$ 2,40 por kilo en pie, 10% menos que el pico de US$ 2,70 -un descenso menos marcado-.

Mirando hacia atrás, en 2016 el precio de la reposición en relación con el del gordo alcanzó picos históricos de 1,45 (en aquel entonces una contaminación con Etión afectó a la carne mientras la exportación en pie sostuvo los precios de los terneros y novillos chicos). Luego el ganado gordo fue subiendo y equilibrando la ecuación durante el 2017, 2018 y 2019. En el 2019 la relación de reposición promedió 1,15, apenas por debajo de la relación de 1,16 del 2018 y muy por debajo del 1,30 de 2017.

Noticias relacionadas

¿Puede Nueva Zelanda cumplir con sus objetivos de emisiones de metano?

Javier Lyonnet

Argentina deja atrás el pico de precio del novillo: décima semana de baja

Javier Lyonnet

Importaciones de carne bajaron por segundo mes consecutivo

Cecilia Pattarino