Destacada venta de lana superfina pero a un valor muy inferior al de febrero

Un lote de 14.600 kilos de lana Merino superfina, de un promedio de 15,5 micras, fue negociada a US$ 8,30 por kilo vellón en la última semana, informó el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL).

Las características de este lote son muy similares al de una venta registrada en febrero de este año: mismo diámetro (15,5 micras), ambos acondicionados, grifa verde y con certificación RWS. El de este año tiene una resistencia al lavado algo menor que el de febrero: 76,2% contra 78,4%. Y el plazo de pago es de 90 días cuando la operación de febrero fue de 60 días.

Pero la diferencia sustantiva es el precio: la venta de febrero se concretó a US$ 13,1 por kilo base sucia, un valor 36,6% al del último negocio consignado.

Es un ejemplo de la complicada situación comercial que enfrenta la lana. Y si bien las lanas finas son las que mejor defienden el valor del producto, su precio ha caído más que la media del mercado. El Indicador de Mercados del Este (IME), que promedia todos los tipos de lanas comercializados en Australia, se encuentra hoy 20% por debajo que en febrero.

En Uruguay los precios de referencia se sitúan en los US$ 5,60 por kilo base sucia para las lanas grifa verde y con certificaciones en el eje de 19 micras, US$ 4,80 por kilo en el caso de aquellas llanas de 21 a 22 micras y US$ 3,90 por kilo vellón para las lanas de 22 a 23 micras. Estos son los promedios para la semana de la Unión de Consignatarios y Rematadores Laneros del Uruguay.

De acuerdo al SUL, en la última semana se concretaron negocios por unos 120 mil kilos en el mercado local, la mayoría de lanas Merino de menos de 21,5 micras, pero también con otras operaciones destacadas en volumen: un lote Ideal de 21 mil kilos a US$ 3,90 el kilo vellón (acondicionado, grifa verde y certificación RWS) y 18 mil kilos de lana Corriedale sin acondicionar y pago al contado por US$ 0,55 el kilo base sucia.

Mercado australiano

En la última semana, la penúltima previo al receso de verano en el mercado australiano, el mercado lanero se mostró demandado y susceptible al tipo de cambio. Mantuvo la tendencia de firmeza que traía y al cabo de la semana el Indicador de Mercados del Este (IME) subió en moneda local aunque por efecto de la depreciación de la divisa australiana bajó 6 centavos respecto a la semana anterior. Cerró en US$ 7,70 por kilo base limpia.

Las lanas más finas aumentaron con fuerza, en un mercado con puja por la necesidad de los exportadores de completar inventarios antes del receso. Incluso los precios de los fardos de menor calidad no sufrieron mayores diferencias por la avidez de los compradores, particularmente textiles chinas.

Se colocó casi el 94% de la oferta subastada.

Para esta semana, en las últimas tres jornadas de operaciones del año, se espera una sólida oferta de más de 50 mil fardos.

Noticias relacionadas

Uruguay cae, la región sube

Cecilia Pattarino

FOICA se reunió con Ministerios de Ganadería y de Trabajo por Covid-19 en plantas frigoríficas

Cecilia Ferreira

Un repunte con pocos fundamentos este lunes en los granos en Chicago

Eduardo Blasina