Demanda activa sostiene al trigo, mejora en lluvias previstas baja a la soja

El mercado se mantiene entre estable a levemente declinante. Por un lado la expansión de la variante Omicron que este lunes llegó a China, por otro lado la expectativa de una gran cosecha de soja en Brasil y la certeza de dos grandes cosechas de trigo en Australia y Argentina, ponen paños fríos al mercado. También Ucrania está exportando a gran ritmo, a diferencia de Rusia que mantiene impuestos fuertes a la exportación.

A pesar de lluvias que pusieron en riesgo a la cosecha Australia va a una zafra récord de por lo menos 34 millones de toneladas (anterior record 33,5), pero incluso en Australia se habla de bastante más hasta 37 millones. Eso llevó a que el USDA la semana pasada corrigiera hacia arriba el stock mundial de trigo de 276 a 278 millones de toneladas. También subió el stock mundial de maíz de 304 a 305 millones de toneladas, en tanto bajó el de soja de 104 a 102 MT.

Pero  en trigo la demanda sigue muy firme, entraron Argelia y Jordania este lunes con licitaciones voluminosas y fue el único de los tres granos principales que logró leves subas.

Este lunes un dato muy bajo de inspección de exportaciones semanales de soja de EEUU profundizó la caída de la oleaginosa.

Productivamente el Mercosur parece cada vez más dividido con buenos rendimientos en la mayor parte de Brasil y los cultivos amenazados en Río Grande del Sur, Uruguay y algunas zonas de Argentina. Otras partes de Argentina recibieron buenas lluvias este fin de semana.

En síntesis, siguen las preocupaciones por la demanda futura por la pandemia y bajan algo las preocupaciones por la oferta.

En los precios de Uruguay, probablemente la soja se aleje de los US$ 450 (ayer lunes empezó ofertada a US$ 447 para corregir en la tarde a US$ 443, en tanto la colza volvió a dispararse sobre US$ 730.

El trigo se sostiene sobre los US$ 280, para el mercado interno y US$ 270 para exportación con un gradiente por calidad que tiene al de baja proteína en US$ 250 y al forrajero entre US$ 215 y US$ 225. La cebada se va a US$ 265 para malteo y se mantiene sobre US$ 230 para exportación y US$ 210 la forrajera.

Noticias relacionadas

Laboratorios König lanzó recientemente una promoción para su producto Bactrovet, que sacudió el mercado.

Blasina & Asociados

Tras el Omicron se recupera la firmeza en los granos

Eduardo Blasina

Faena de ovejas en máximos de 11 años

Cecilia Pattarino