Con 80% de preñez se superarán los 3 millones de terneros en 2023

La tasa de preñez del rodeo vacuno uruguayo es de 80% según el taller de gestación del INIA Treinta y Tres. Son 3,6 puntos más que en 2021 y el mejor valor desde 2019, cuando el promedio de preñez fue de 80,6%. Con este índice, que aumenta por segundo año consecutivo y está cinco puntos arriba de 2020, se pueden esperar al menos 3 millones de terneros para 2023.

Se detectaron 293.051 preñeces sobre un total de 366.136 vientres analizados según los datos informados en el Taller de Diagnósticos de Gestación de INIA el martes 21.

  • Vientres analizados: 26% vaquillonas de primer servicio, 10,1% a vaquillonas de segundo servicio, 60,6% vacas con cría al pie y 3,3% vacas falladas del entore anterior.
  • Resultados: En las vaquillonas de primer entore, 87,7%; vaquillonas de segundo entore, 76,3% en una categoría de preñez dificultosa potenciada con medidas de manejo diferenciales que arroja hasta 80% de gestación frente a 62% en predios que no hacen manejos diferenciales. Vacas con cría al pie: 77,2%. Vacas falladas del entore anterior: 89,3%

El resultado general es destacado porque van dos entores consecutivos bajo condiciones de La Niña, por tanto con déficit hídrico.

Soriano, Flores, Maldonado y Durazno fueron los departamentos que arrojaron mayor porcentaje de preñez, todos por encima de 85%. Le siguen Rivera y Tacuarembó, dos de los departamentos que más sufrieron las condiciones secas hasta fines de enero.

El departamento más afectado por la escasez de lluvias, Artigas, fue el que arrojó los resultados más bajos: 69,1%.

Aunque los predios relevados en este departamento tienen unos 10 puntos menos de promedio que el resultado a nivel país, “una segunda conclusión, que confirma algo que decimos hace muchos años, es que hay predios que incluso con el clima en contra lograron buenos porcentajes de preñez a través del manejo, tan buenos como en las zonas menos castigadas climáticamente”, afirmó Graciela Quintans, investigadora principal de INIA.

“Nos estamos acercando a un muy buen nivel de terneros potenciales”, apuntó.

Quintans dijo en Tiempo de Cambio de radio Rural que hay un abanico de tecnologías y alternativas de manejo para manejar situaciones y lograr mitigar las adversidades climáticas.

Las mejoras de los índices de gestación en la zona centro, en particular, se pueden relacionar con la mayor disponibilidad de agua, pero también a otros datos como la condición corporal, afirmó la investigadora de INIA. “En el este, con dos años de seca, subieron los índices de gestación”, sostuvo Quintans.

Más allá de la implementación de estrategias puntuales, Quintans remarcó que “el manejo de rodeo de cría es acumulativo”. De los relevamientos anuales surge que entre los productores es más común el diagnóstico de actividad ovárica, son mayores los índices de destete y más firmes los conceptos de recría.

Noticias relacionadas

Ventas de carne vacuna a China subieron 40% en el primer cuatrimestre

Cecilia Pattarino

Valores del ganado gordo dispares entre plantas

Cecilia Ferreira

Resultado económico de empresas ganaderas registró leve caída en 2019/2020, según carpetas de Fucrea

Cecilia Ferreira