Carpetas Verdes: Fuerte caída de ingresos para la ganadería y sigue el viento en contra

Los resultados de las Carpetas Verdes del Plan Agropecuario confirmaron esta semana lo que se proyectaba desde hace meses: una fuerte caída de los ingresos de las empresas ganaderas en todo el país en el ejercicio 2022-23. El golpe es más fuerte por venir de un año históricamente excepcional en resultados.

El promedio de ingresos en moneda corriente fue de US$ 62 por hectárea. Respecto a los US$ 129 del ejercicio 2021-22 la caída es de 52%. Sin embargo, el ingreso se mantiene por encima del promedio para los últimos 22 ejercicios que es US$ 55.

Pero en moneda constante la pérdida es mayor y el último ejercicio ocupa el lugar 19 entre los últimos 22 que analiza el Plan Agropecuario.

“En moneda constante es de los últimos de la tabla, un año pobre que era lo esperable; todas las variables jugaron en contra y de manera fuerte”, indicó Carlos Molina, coordinador del Programa de Monitoreo de Empresas Ganaderas del Instituto Plan Agropecuario.

Y puso ser peor. La producción medida en kilos por hectárea cayó de 12% a 13% “que es mucho, es un retroceso importante”. Aunque este dato supone el segundo año con mayor caída porcentual después de 2008-09, fue menor a lo que esperaban los técnicos.

“Este núcleo de productores ha sabido hacer frente a una seca terrible, consecutiva de dos secas anteriores y en algunos lugares tres, en base a más costos” y especialmente un nivel importantísimo de suplementación, indicó Molina en Tiempo de Cambio de Radio Rural.

Las Carpetas Verdes separan a las empresas ganaderas en dos regiones y las divide en ciclo completo y criadores. En este ejercicio por primera vez los resultados globales finales medidos a través del ingreso de capital de los criadores fueron levemente superiores al promedio de las empresas de ciclo completo.

El ejercicio 2023-24, que ya cumple cinco meses, arrancó con más costos expresados en más kilos de producto para comprar insumos, que vienen de un incremento en kilos de hasta 50% en novillos o 30% en kilos de ternero, para comprar 100 litros de gasoil por ejemplo.

“Es muy desafiante este nuevo ejercicio, ya en julio-noviembre 23-24 comparado con 22-23 hay un deterioro en las relaciones de precios, en todas, en estos cinco primeros meses”, afirmó Molina.

Informe completo en Plan Agropecuario

 

 

Noticias relacionadas

Importaciones chinas de carne en marzo fueron las más altas, al menos, desde enero de 2020

Cecilia Ferreira

Negocio Marfrig-Minerva: las posturas de trabajadores, carniceros, Liga del Consumidor y Un Solo Uruguay

Javier Lyonnet

Faena de vacunos de agosto es la más baja para ese mes en seis años

Cecilia Pattarino