Cadena ganadera sufre duro impacto por inundaciones en Rio Grande do Sul

Aunque todavía es difícil medir la magnitud total de los daños, la cadena ganadera y la producción de carne en Rio Grande do Sul han sido gravemente afectadas por las inundaciones. Cientos de miles de hectáreas ganaderas bajo agua, pasturas perdidas, corrales con cientos de vacunos arrasados por las correntadas, rebaños perdidos e infraestructuras dañadas generan pérdidas e impactos que se extenderán en el tiempo.

“Toda la cadena ganadera está afectada y sin fecha de normalización”, dijo a Ganadería.uy el productor ganadero y consignatario riograndense Fernando Petruzzi.

Las raciones que no llegan a los productores y la imposibilidad de transportar animales son los principales obstáculos para la producción ganadera, señala la consultora Agriffato.

El gobernador de Rio Grande do Sul, Eduardo Leite, dijo en conferencia de prensa que la actividad ganadera está ante una situación de colapso, con frigoríficos bajo agua, miles de trabajadores que no pueden llegar al trabajo, dificultades de la industria para conseguir contenedores y numerosas rutas cortadas.

“No hay como cargar a frigoríficos”, señaló Petruzzi, “las rutas y puentes están destruidos; esta semana cargamos ganado a un frigorífico que queda a 300 kilómetros y el camión tuvo que recorrer 600 kilómetros”.

Aunque este miércoles había parado de llover, las aguas bajan muy lentamente. “Las plantas que se inundaron y están cerradas no se sabe cuándo podrán volver a operar”, señaló. En el estado hay preocupación por el abastecimiento de alimentos y en el caso de la carne está interrumpido también el abastecimiento desde otros estados.

Además de la producción de carne vacuna las dificultades alcanzan al procesamiento de carne aviar y de cerdo.

Según la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA), al menos siete industrias avícolas y porcinas se encuentran paralizadas. Considerando la lista de 265 municipios declarados en calamidad pública por la Defensa Civil del Estado, estos concentran, respectivamente, el 7%, el 8% y el 3% del stock avícola, porcina y bovina a nivel nacional.

En la producción de aves y cerdos en la zona de sierras “la devastación es casi total, ahí sí que es impresionante el impacto”, señaló el operador.

Los municipios afectados reúnen 113,41 millones de aves (63% del total del Estado), 3,41 millones de cerdos (55%) y 6,49 millones de bovinos (54%).

“Como estamos viendo la logística de esta región completamente interrumpida, es de esperar que la producción de proteína animal en Rio Grande do Sul sufra un golpe en las próximas semanas”, según el relevamiento de Agrifatto.

En Rio Grande do Sul se encuentran 112 de los 1.251 establecimientos con Sello de Inspección Federal (SIF) para producción de carne bovina, el cuarto estado del país con más industrias.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (Mapa), apoyado por el Ministerio de Hacienda (MF), dispuso medidas para apoyar a los productores rurales que se vieron afectados por condiciones climáticas adversas y tiene como fecha límite para renegociar el 31 de mayo. Las entidades financieras podrán posponer o pagar a plazos las deudas que vencerán en 2024.

Noticias relacionadas

El dólar subió 0,6% en Uruguay y sigue cayendo en Brasil

Javier Lyonnet

Valor del novillo en pesos está 27% por debajo de un año atrás

Cecilia Ferreira

La faena vacuna cayó más de 26% desde junio

Javier Lyonnet