Volatilidad dentro de la estabilidad, sigue firme precio 2022

Los productores evaluan daños tras las lluvias del fin de semana

El mercado de granos parece haber consolidado los pisos de precios altos tras el informe del USDA, pero en la lógica de las sesiones diarias mantiene una volatilidad muy importante y este lunes fue un ejemplo extremo de eso. Tras un comienzo con muy fuertes subas que continuaban la lógica del viernes, el cierre fue bajista para las posiciones cercanas y alcista para las posiciones lejanas. Por otro lado sigue siendo destacable la firmeza del aceite de soja, con los biocombustibles empezando a influenciar fuerte sosteniendo una suba con pocos precedentes. Como el grano arrancó el lunes con fuertes subas para luego moderar su cotización. Las cotizaciones actuales por encima de US$ 1500 la tonelada son las más altas desde que hay registros (1969).

La soja primera posición (julio) arrancó ganando 10 dólares a la fuertes subas que había tenido el viernes. Terminó perdiendo 8. Pero subieron las posiciones de cosecha 2022 que parecen de a poco ir rumbeando a los US$ 500, aunque todavía están lejos, sobre US$ 477, igual un muy buen precio que estimulará una muy buena siembra, especialmente si se va La Niña (ver sección clima).

Chicago ha vuelto al mercado climático, la incertidumbre ante el aumento de la temperatura y la escasez de las lluvias puede incidir en el mercado pero tal vez lo que muestra el comportamiento del mercado este lunes es que incicirá más sobre las posiciones 2022 que sobre las 2021. Porque además el estado de los cultivos empeoró de forma importante la semana pasada para el maíz y tuvo un arranque peor al esperado hoy con la soja.

En el caso de la soja el porcentaje en estado bueno o excelente fue 67%, lo que se esperaba era 70% y el comienzo del año pasado había sido 72%.

En el caso del maíz el estado de los cultivos fue de 72% bueno a excelente. Un año atrás era 75% y una semana atrás 76%. El mercado esperaba 74% bueno a excelente.

De modo que hay volatilidad de acuerdo a lo que marquen los pronósticos de EEUU pero entendemos que con un piso firme, porque hay poco stock en el presente e incertidumbre respecto a la próxima cosecha.

En el mercado local la soja arrancó ofrecida sobre US$ 535 y corrigió a US$ 525, en tanto la de la cosecha 2022 se mantuvo entre US$ 472 y US$ 477.

En el caso del maíz, el mercado de EEUU se comportó igual que en la soja, subió la semana pasada y el lunes arrancó con fuertes subas que solo se mantuvieron  para las posiciones de 2022. En el mercado local se mantiene la firmeza y la Cámara Mercantil subió marcadamente el precio, que de los US$ 250 puesto saltó a US$ 265 en la referencia de la Cámara para los maíces de mayor calidad. Los buenos pasaron de US$ 220 a US$ 240.

La llegada de los fríos y el precio firme de carne y lácteos aumentan la demanda y la oferta claramente puede ser insuficiente, con un Brasil rumbo a acaparar todos los excedentes regionales.

Y en trigo también un mercado muy firme que paga US$ 250 por el disponible, US$ 10 más por tonelada que la semana pasada. También tuvo un cierre muy firme la semana pasada y un comienzo hacia arriba que terminó en bajas para las posiciones cercanas en Chicago.

La siembra quedó frenada sin haber llegado a la mitad del área y el arranque es más modesto que el muy bueno del año pasado. Pero las siembras podrían retomarse sobre el final de esta semana.

Noticias relacionadas

Lluvias llegaron justo a tiempo pero siguen las amenazas por heladas

Ricardo Sosa

Argentina tira la toalla con la soja y se juega al maíz

Eduardo Blasina

Zafra de EEUU avanza en medio de riesgos

Eduardo Blasina