8.6 C
Montevideo
agosto 19, 2022

INAC prevé reducción de aranceles e incremento de 25% en los ingresos por exportaciones en 2025

La cadena cárnica uruguaya está en una situación muy incómoda. En los últimos cinco años Uruguay se enfrentó con dos nuevos obstáculos: la pérdida de la ventaja sanitaria respecto a los países de la región y las cuotas, aranceles y tarifas de exportación.

Álvaro Pereira Ramela, Jefe de Acceso e Inteligencia de Mercado del Instituto Nacional de Carnes (INAC), remarcó en la presentación de la agenda 2021-2025 que si bien en el Índice de Acceso a Mercados elaborado por INAC, Uruguay siguió en el quinto lugar, el avance fue inferior al de Argentina y Brasil en ese período.

En lo que respecta a la sanidad, en 2015 Uruguay tenía un acceso de 66 puntos, lo que significaba que podía recorrer dos tercios del mercado importador. Argentina y Brasil –nuestros compañeros de status sanitario- tenían 40 puntos. “La diferencia -25 puntos- significa que Uruguay tenía un cuarto del mercado importador mundial para hacer negocios sin la competencia de los vecinos”, dijo Pereira.

Pero los últimos cinco años trajeron novedades: Argentina, Brasil y México fueron los países que más mejoraron los accesos a los principales mercados –China y Estados Unidos-.

En términos arancelarios Uruguay paga algún tipo de arancel en el 79% de las colocaciones de carne vacuna que realiza mientras en Australia y Nueva Zelanda ese porcentaje está entre 84%-99%. “A diferencia de lo que se cree sobre un mercado protegido, los principales importadores de carne vacuna tienen un porcentaje muy alto de sus compras con algún tipo de preferencia arancelaria”, dijo.

En el caso de EEUU, Japón y Corea del Sur entre el 99% y 100% de las compras externas tienen algún tipo de preferencia arancelaria. Pereira señaló que solamente Uruguay paga el arancel de 26% general que cobra EEUU y pasa lo mismo con Japón y Corea del Sur.

La agenda

En carne vacuna, EEUU, China, Corea del Sur, Japón y Reino Unido son los cinco destinos donde Uruguay tiene más para ganar en términos arancelarios. En términos sanitarios hay para ganar económicamente con algunos productos en China y Corea y hay que poner el foco en los países del Sudeste Asiático en los que Uruguay no tiene habilitación y dentro de esos, cuatro muy relevantes, de alto valor y con aranceles bajos: Indonesia, Malasia, Filipinas y Vietnam.

Las exportaciones del sector cárnico de Uruguay se ubicaron en US$ 2.200 millones en 2019 y este año se espera una caída importante. Para los próximos cinco años hay dos probables trayectorias: una de estabilidad y otra de incremento en el comercio. “Creemos que existe la posibilidad de aumentar un 25% nuestras exportaciones en los próximos cinco años y que eso va a llevar a que toda la cadena agroexportadora entre en un circulo virtuoso”, dijo Pérez Rocha.

Noticias relacionadas

Con 58.287 vacunos la faena de la última semana fue la mayor del año

Javier Lyonnet

Firmeza sostenida en el precio de exportación, que supera al de carne ovina

Cecilia Ferreira

Uruguay impulsa las ganancias de Marfrig y Minerva

Javier Lyonnet