Sorpresa: El 2024 empieza con fuerte caída en el precio de los granos

El comienzo del 2024 trajo una fuerte corrección bajista en el precio de los granos y la razón tiene que ver con Uruguay y la región: los mercados ven venir una cosecha gigantesca de soja y maíz en esta región Los temores por la situación de los cultivos en el centro de Brasil se disipan y las perspectivas del sur de Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay se afianzan semana tras semana, tanto  por las lluvias caídas como por los pronósticos de continuidad de precipitaciones.

La soja posición julio perdió 14 dólares dessde el cierre de la semana pasada para cerrar en US$ 472/tonlada. El maíz de US$ 191 pasó a US$ 188 y el trigo no escapó de la baja para cerrar diciembre en  US$ 223, nueve dólares por debajo de los US$ 232 con que termió el 2023.

Para la soja el descenso llega después de perder el 15% de su valor durante el año comercial de 2023, aunque viniendo de precios muy altos en 2022. La baja del maíz llega después de cerrar 2023 con una pérdida del 31%.

En el caso del trigo, los futuros del trigo de Chicago perdieron el 21% de su valor en 2023.

La excepción sigue siendo el arroz, que ha frenado su ascenso pero se mantiene en niveles excepcionalmente altos de US$ 26 por dólar la bolsa en Brasil. Pero la suba parece haber perdido fuerza y el 2024 empezó con una fuerte depreciación del real que contribuye a que también haya una corrección bajista en el arroz.

Este lunes las empresas no pasaron cotizaciones pero cabe esperar que la soja en Uruguay mañana no llegue a US$ 420, la colza empiece cerca de los US$ 400 y el trigo se mantenga sobre los US$ 200. Pero en el primer día operativo de 2024, todo lleva a pensar que el actual será un año de precios bajos en los granos básicos de secano: trigo, soja y maíz.

Noticias relacionadas

Precio semanal de exportación dio un salto y cruzó los US$ 4.800

Cecilia Ferreira

Mejoran las perspectivas de márgenes para el arroz

Javier Lyonnet

Alarmante: en Brasil analizan frenar las importaciones de lácteos desde Uruguay y Argentina

Cecilia Ferreira