22 C
Montevideo
noviembre 30, 2022

Se afirman los cereales, la soja retrocede

La lógica del mercado de granos parece priorizar a los cereales por dos factores, la enorme área sojera de Brasil por un lado, la suba de los stocks de soja en EEUU respeto a la previsión de los privados por otro. El dato trimestral de stock dio menos maíz y trigo del esperado y más soja de la que se suponía, y eso cambió las coordenadas del mercado la semana pasada.

De esa forma los precios del trigo bajaron este lunes, pero luego de acercarse a máximos de los últimos tres meses y manteniendo precios bien interesantes para la cebada, en tanto los de la soja repuntaron este lunes pero luego de una fuerte caída el viernes que los llevó a mínimos en dos meses.

En el caso del trigo además del riesgo creciente de una escalada nuclear en Ucrania, donde las tropas rusas retroceden, pesa el creciente desabastecimiento que se proyecta en EEUU y que quedó acentuado tras el informe trimestral. En efecto, el USDA proywctó en 44,90 millones de toneladas la producción de Estados Unidos, un 7,21% abajo del volumen previsto por los operadores y un 7,46% por debajo de la cifra proyectada en el informe mensual de septiembre. Cabe tener en cuenta que en dicho reporte el organismo proyectó el stock final estadounidense en 16,60 millones de toneladas, el volumen más bajo desde los 16,07 millones del ciclo 2013/2014. Ahora, si se tiene en cuenta el recorte productivo hecho hoy por el USDA, las existencias finales del ciclo 2022/2023 podrían ubicarse en el nivel más bajo desde el ciclo 2007/2008, que cerró con 8,32 millones de toneladas.

A eso pueden sumarse más problemas para el trigo en India por exceso de lluvias, un panorama muy firme que solo retrocedió el lunes por toma de ganancias.

El trigo en máximos de tres meses

También muy firme el maíz, donde se reportan rendimientos mediocres en la cosecha de EEUU y también sorprendió un stock menor al que se esperaba en el informe del viernes en 34,98 millones de toneladas,  8,93% abajo del estimado por los privados, de 38,41 millones, y un 9,68% menor a los 38,73 millones estimadas por el Usda en su último informe mensual. Al maíz también lo pone en situación ajustada la situación de Ucrania y la demora en la siembra de Argentina por sequía, que puede acentuar un vuelco a la soja.

La oleaginosa en cambio tuvo como novedades una corrección alcista en un pronóstico ya enorme de cosecha en Brasil, con Stone X elevando a 154 millones de toneladas la cosecha, frente a 150 de Conab y 149 de USDA. Buenas lluvias en l centro de Brasil consolidan la expectativa de un cosechón brasileño.

A eso se suma que está a pleno la cosecha de EEUU, algo más lenta de lo normal pero con tiempo seco por delante, lo que pone un freno tanto a la soja como al maíz.

También repunta el arroz en Brasil, en momento oportuno ya que la siembra en Uruguay está en pleno desarrollo con un descenso leve de área.

La consecuencia es que la soja 2023 perdió la referencia de US$ 500 para Uruguay y la cebada se consolida arriba de los US$ 300. Firme la colza vuelve a abrir una brecha a favor respecto a la soja.

Nota aparte merece el grave riesgo que corren los cultivos de invierno jugados en gran medida a las lluvias que pueden llegar este jueves a la zona oeste. Si esa lluvia fracasa habrá que corregir fuertemente a la baja la proyección de rendimiento de la próxima cosecha.

El escalón a la baja de la soja

Noticias relacionadas

Alur comunicó su plan de colza 2021

Eduardo Blasina

No hubo acuerdo en la industria láctea y trabajadores retoman medidas

Cecilia Ferreira

Cae la faena vacuna y se instala la poszafra

Javier Lyonnet