20.3 C
Montevideo
noviembre 26, 2022

¿Qué proyecta el USDA para la lechería de Nueva Zelanda en 2023?

Menos producción de leche y expectativas de una recuperación en la producción de leche en polvo entera son las previsiones de la  oficina del USDA en Wellington, publicadas a comienzos de este mes en su reporte GAIN anual Dairy and Products.

Producción. La producción de leche de Nueva Zelanda caerá levemente en 2023 de la mano de una caída en el stock vinculado principalmente al impacto de medidas medioambientales impuestas por el gobierno.

A esto se suman otros factores, como el aumento de costos de los productores, en particular, el precio de los fertilizantes nitrogenados, suplementos alimenticios, y los combustibles. A esto se suma un tercer año Niña consecutivo, con condiciones de sequía que ha impactado en regiones productoras. Se espera que el precio que reciben los productores por la materia prima se mantenga alto.

“Con una recuperación esperada en la demanda de leche en polvo entera de China, se pronostica la producción de LPE hacia arriba, y para leche en polvo descremada y manteca hacia abajo”, detalló el USDA.

Exportación. La oficina del USDA proyecta que la producción de leche en polvo entera en 2023 tendrá una leve recuperación y alcanzará 1,53 millones de toneladas, por encima de los 1,485 millones previstos para este 2022, pero aún por debajo del alto nivel alcanzado en 2021.  Este producto representa más del 40% por ciento de exportaciones totales de productos lácteos de Nueva Zelanda medido en valor.

La expectativa es que la demanda de importadores clave como China se recupere. Se pronostica que las exportaciones también aumenten a 1,525 millones de toneladas, por encima de los 1,46 millones  estimados para 2022, pero por debajo del récord exportado en 2021 (1,617 millones). Este cambio se basa en la expectativa de menores bloqueos por COVID-19 en China el año que viene, lo que impulsará la demanda de leche en polvo entera importada.

En el caso de la manteca, la producción se pronostica en 475.000 toneladas, por debajo de las 500.000 toneladas proyectadas para este año. Las exportaciones se pronostican en 440.000 toneladas (por debajo de la estimación revisada al alza de 2022 de 475.000 toneladas). La baja esperada se debe   principalmente al menor suministro de leche y un traslado esperado hacia leche en polvo entera.

Para leche en polvo descremada, el pronóstico de producción de la oficina del USDA para Nueva Zelanda en 2023 es de 330.000 toneladas y por debajo de los niveles del año pasado. También se espera un descenso en las exportaciones de este producto.

Noticias relacionadas

Producción de leche en Nueva Zelanda alcanzará un récord este año, según USDA

Cecilia Ferreira

Precio al productor alcanzó máximos en pesos en enero

Cecilia Pattarino

Trabajadores de la industria láctea se declararon en preconflicto y evalúan medidas

Cecilia Ferreira