25 C
Montevideo
febrero 21, 2024

Mercado de reposición acusa impactos de la sequía

Los efectos de la sequía comienzan a hacerse sentir con más fuerza en el mercado de reposición, que se había mantenido firme, con poca oferta y demanda sostenida en enero y las primeras semanas de febrero. Las consecuencias del déficit hídrico en la situación forrajera llevaron a una baja para todas las categorías en ACG este lunes, con muy poca concreción de negocios: ternero de US$ 2,38 a US$ 2,31, vaca de invernada de US$ 1,49 a US$ 1,47 y ternera de US$ 2,15 a US$ 2,01.

En el primer día del remate 252 de Pantalla Uruguay, este lunes, los terneros mostraron firmeza en los precios con un promedio general de US$ 2,44, un 9,4% más que en el remate de enero.

La referencia está casi 19% menos que en febrero de 2022, cuando las lluvias de la segunda mitad de enero habían hecho saltar el valor de US$ 2,45 a US$ 3.

Se vendió el 86% de la oferta de más de 2.700 terneros con buena demanda y una brecha importante entre los más livianos (96%) y los de más de 180 kilos (58%).

La vaca de invernada promedió US$ 1,43 y perdió la línea de los US$ 1,50 en Pantalla Uruguay por primera vez desde marzo de 2021. El precio quedó 5% abajo del mes anterior y 29% por debajo de febrero de 2022.

Tanto las vacas de invernada como los novillos fueron lotes con un poco más de dificultad de colocación y demanda dispar, con más agilidad en los negocios por ganados con menos kilos.

Los novillos de 1 a 2 años copiaron prácticamente la cotización de enero con un promedio de US$ 2,01 por kilo, aunque solo se vendió el 63%, en contraste con los novillos de 2 a 3 años que se colocó el 97% de la oferta.

En un mercado selectivo se vendieron mejor los novillos generales faltones de campos de seca, en comparación a aquellos con muy buena comida.

Noticias relacionadas

La pandemia impulsó la demanda de alimentos de origen vegetal

Cecilia Pattarino

Precio de exportación de carne vacuna estable sobre los US$ 4.100

Cecilia Ferreira

Tras dos caídas consecutivas, tonelada de leche en polvo quedó por debajo de US$ 3.000

Cecilia Ferreira