Mejora fuerte el estado de soja y maíz en EEUU, el mundo cada vez mejor abastecido

A pesar de que el informe del USDA de la semana pasada tuvo datos alcistas, seguimos viendo un mercado de granos en Chicago a la baja para trigo, maíz y probablemente a partir de mañana también soja, en contraposición a la firmeza del arroz. Van tres semanas de bajas en soja y esta puede ser la cuarta, aunque hoy lunes el comienzo fue levemente positivo.

Este lunes se conocieron datos fuertes sobre la mejora del estado de los cultivos de soja y maíz en EEUU que deben traer más presión bajista al mercado, que en trigo sigue estando bajo el embate de las abundantes ventas de Rusia.

Sorprendentemente el informe del USDA el viernes fue recibido con bajas cuando hizo recortes en la producción proyectada de soja y maíz superiores a lo que se esperaba.

 

Soja julio 2024, empezó al alza, pero será difícil que se sostenga

La producción de soja en Estados Unidos fue proyectada por el USDA en 114,45 millones de toneladas, por debajo de los 117,03 millones de julio y de los 115,56 millones calculados en promedio por los privados. Esto sustentado en una baja del rendimiento de 3.497 a 3.423 kilos por hectárea, en tanto el mercado esperaba 3.450 kilos como rendimiento proyectado. Pero ese rendimiento puede ser mayor a partir de los datos que este lunes mostraron una radical mejora en los cultivos que de 54% en buen o muy buen estado pasaron a 59%. Muy raro que en una semana se de una mejora de esa magnitud. En particular una muy fuerte mejora en Illinois, de los principales estados sojeros. También mejoró marcadamente el maíz de 57% a 59% en estado muy bueno. Salvo un vuelco radical en setiembre, habrá una buena cosecha de maíz y soja en EEUU y la seguidilla de buenas cosechas de EEUU y Brasil seguirán presionando a la baja las cotizaciones.

En soja el panorama será más volátil por dos razones: una que el rendimiento todavía está en juego, mientras en maíz ya está más definido. Otra lo escaso de las reservas de la oleaginosa y la limitada área que mantiene una situación de abastecimiento relativamente vulnerable. Para la soja 2024 por ahora la caída no es tan grave. Mucho más importante es el descenso del trigo.

El viernes USDA ubicó las existencias finales fueron calculadas en 6,67 millones de toneladas, por debajo de los 8,16 millones de julio y de los 7,27 millones augurados por los privados. Ese es un dato alcista pero si los cultivos cruzan setiembre vendría una avalancha de soja desde el Mercosur.

El USDA mantuvo sus proyecciones para las cosechas de Brasil y de la Argentina en 163 y en 48 millones de toneladas, eso se compara con la producción del año pasado, que fue de 156 millones en Brasil, récord y la pésima de Argentina de 25 millones de toneladas. Por ahora el Mercosur se encamina a un salto productivo fuerte que puede presionar al mercado si no hay inconvenientes climáticos. El mercado climático de EEUU entra en la recta final y por ahora se encamina a una buena cosecha.

La guerra no logra sostener al trigo, super abastecido por Rusia

En el mercado local los granos abren la semana con referencias de US$ 435 por soja de la próxima cosecha, US$ 430 por colza. En cereales, el trigo disponible se mantiene firme en US$ 280 la tonelada, mientras que para cerrar el trigo de la próxima cosecha se ofrecen US$ 235 por tonelada. En cebada se ofrecen como en trigo US$ 235, mientras la cebada de exportación cotiza sobre US$ 220. El maíz sobre US$ 250 por tonelada sigue ajustando a la baja.

Los cultivos en Uruguay mantienen un muy buen estado en trigo y cebada, mientras la colza ya en plena floración tiene un panorama desparejo.

Noticias relacionadas

La temperatura en el Pacífico sigue subiendo pero por esta zona lluvias moderadas

Eduardo Blasina

Los tres millones de terneros no se sostienen

Cecilia Pattarino

Fuerte corrección de la soja ante las lluvias de Brasil

Eduardo Blasina