12.6 C
Montevideo
abril 25, 2024

Los mejores novillos dan otro salto y se acercan a los máximos históricos

La faena sigue a toda máquina y lleva al ganado gordo a los precios máximos de 2019. Con negocios que alcanzan los US$ 4,35 por kilo en cuarta balanza para novillos de verdeo, en negocios de volumen, se alcanza el pico logrado a mediados de noviembre de 2019. El eje de los negocios está ya algo por encima de de US$ 4,30 para ganados especiales.  Estas referencias superan en 22% a los US$ 3,48 que alcanzaban un año atrás. Están muy cerca de los máximos históricos de la poszafra 2019, cuando llegaron a US$ 4,40.

La cotización por vacas especiales, de calidad y carcasas bien pesadas ronda los US$ 4 – US$ 4,10. La vaquillona bien pesada alcanza los US$ 4,10. Las entradas  siguen muy ágiles, de carga inmediata a una semana, diez días.

«Demanda ávida para todas las categorías, la faena se mantiene en niveles altos para la época, con la consiguiente firmeza del mercado, acentuada en ganados especiales», fue el comentario de la Asociación de Consignatarios de Ganado este lunes. Los promedios que saltaron de US$ 4,23 a  US$ 4,31 para los novillos especiales de exportación y de US$ 4 a US$ 4,06 para la vaca gorda especial de razas de carne.

Con una faena acarició las 55.000 cabezas, la actividad en julio superará holgadamente los 200.000 vacunos por primera vez en la historia (ver nota aparte). En agosto comienza la faena de ganados de corral con destino a Cuota 481 y podría poner algo de calma al furor de precios, aunque en lo que va de este año ha tenido una incidencia menor sobre los valores.

La demanda del exterior sigue pujante. China mantiene el ritmo para carne vacuna, con valores sostenidamente altos. En Europa, tras las compras de verano, se confirmó una baja de precios en el entorno a 15%. EEUU está más calmo.

Las miradas siguen puestas sobre las dificultades logísticas por una escasa oferta de contenedores que se han profundizado en las últimas semanas y que afectan la operativa tanto para las exportaciones cárnicas como en otros sectores productivos. Esto ha llevado a un aumento en los stocks de carne, el alquiler de cámaras y a un mayor uso de cámaras de frío, condicionando la actividad. Pero por ahora, todo sigue en suba.

La solidez del mercado del gordo pesó más que la escasa disponibilidad forrajera e impulsó los valores en el mercado de reposición ya sea por terneros o categorías relativamente próximas a la faena. La mayoría de las categorías mostraron subas en ACG. Todos los terneros promediaron US$ 2,28.

El empujón de precios que ha tenido el novillo en las últimas dos semanas ha dejado levemente rezagado relativamente al cordero, que mantiene una firmeza muy destacada, con negocios que alcanzan y superan los US$ 4,20. Hay demanda por todo y todo sube. El cordero pesado promedió US$ 4,18 en ACG, los borregos US$ 4,13, los capones US$ 4,04 y las ovejas US$ 3,99.

La faena de ovinos de la última semana sumó retrocedió frente a la semana anterior, pero sigue en volúmenes muy superiores a los de un año atrás, con 19.593 animales.

Operadores consultados no ven grandes cambios en el mercado ganadero en lo inmediato. La normalización de oferta de contenedores, en tanto, se espera que pueda llegar sobre el cierre de este año o comienzos de año próximo.

 

 

Noticias relacionadas

Vuelve a ser relevante el factor Ucrania con sus exportaciones amenazadas

Eduardo Blasina

Hay “un gran ambiente de negocios” en la Feria Gulfood

Cecilia Ferreira

Faena de abril será la más baja en 25 años

Cecilia Pattarino