Los granos entraron en una meseta

Los precios empezaron la semana con bajas en una sesión volátil en la que tuvieron  por momentos caídas más fuertes que las que ocurrieron finalmente sobre el cierre de la sesión. Expirada la primera posición mayo de soja, julio apenas por encima de los US$ 600, cotizando en US$ 604 por tonelada, luego de haber estado un buen tiempo por encima de US$ 620.

Por un lado, se aleja el riesgo de sequía en las zonas de maíz y soja y llegaron lluvias que aliviaron la situación del trigo, pero por otro la persistente lluvia sigue demorando la siembra de maíz por lo que esta es una semana decisiva.

Por otro lado la depreciación de la moneda brasileña puede estimular a la próxima siembra y a las ventas. Y las ventas estadounidenses se mantienen en el eje de 600 mil toneladas en la semana, un nivel medio que no genera sobresaltos en el mercado.

El atraso en la siembra sigue siendo un factor a observar. En el caso de la soja va 8% sembrado, el año pasado muy veloz, iba sembrado el 22% (terminó siendo récord el rendimiento) el promedioen cinco años es de 13%.

La meseta de la soja

El atraso en la siembra es más grave en maíz donde va solamente 14% sembrado y para la semana próxima debería estar plantado como mínimo 50% sino empíricamente se estima que empezaría a darse una cierta baja en el rendimiento. Particularmente fuerte es el atraso en estados clave como Iowa e Illinois.

El ritmo de siembra de este año es el más bajo desde 2013, el mercado esperaba que estuviera 16% sembrado y lo normal para esta semana es 33% plantado.

Entre tanto, no mejoró el mal estado del trigo que permaneció en el 27% bueno a excelente, el muy bajo guarismo que tenía la semana anterior. Pero los pronósticos son favorables en cuanto a la llegada de lluvias. El año pasado 48% estaba en buenas condiciones, el mercado esperaba 28% en buen estado.

La avidez por aceites continúa y presiona a que se procese la mayor cantidad posible de soja. La soja molida por EEUU en marzo fue la mayor de la historia para ese mes.

Pero la perspectiva de suba de tasas y de freno en las economías de EEUU, Unión Europea y China resultan un factor también de peso. Este miércoles la Reserva Federal seguramente aumentará las tasas en medio punto. La especulación saldrá más cara.

Los granos parecen haber entrado en una meseta, dependiendo principalmente del clima en EEUU y Brasil. La guerra seguirá limitando la oferta pero es posibles que un período de calma en los precios esté llegando.

Noticias relacionadas

Argentina con escasez de gasoil, reclaman más uso de biodiesel

Eduardo Blasina

Heladas vuelven a perjudicar al maíz safrinha en Brasil

Eduardo Blasina

Los granos van por la sexta semana de suba

Eduardo Blasina