Tras fuerte ajuste, los granos recuperan, mal estado del trigo en EEUU

Tras un ajuste duro la semana pasada, tanto para soja como para trigo, un rebote este lunes y la ratificación de la firmeza del maíz. Tanto el récord de área de soja de EEUU como la caída mayor a la prevista del área maicera son factores determinantes del comportamiento del mercado de granos por los próximos tres meses.

Tras el ajuste, tanto el mercado de cereales como el de soja subieron estos lunes influenciados por la disminución de las exportaciones de Ucrania y los riesgos de sequía que se perciben en Brasil y en el oeste de EEUU.

La situación en EEUU es clave para ser observada de cerca, es el mercado climático que comienza con la primavera.  Alrededor del 66% de Kansas, el mayor productor de trigo de los EE. UU., se enfrenta a condiciones de sequía, según el Monitor de sequía de los EE. UU.

El trigo ha perdido fuerza, la recuperación de este lunes llega luego de caer durante la semana anterior más del 10,6% en Chicago y un 8,8% en Kansas. Pero la situación del trigo de EEUU llama la atención. Solo el 30% del trigo de invierno está en buen estado. Se sabía que no estaba bien pero el mercado esperaba 40% del trigo estuviera en buen estado. El año pasado 53% estaba en estado bueno a excelente.

Por otra parte arrancó la siembra de verano, con 2% del área de maíz sembrada, parejo con el año pasado y el promedio de los últimos cinco años.

El sostén de los precios parece asegurado tras el fuerte ajuste de la semana pasada. Y la alta producción de este año en Uruguay también. La cosecha de arroz ya avanza con buenos rendimientos y a fines de esta semana empiezan las primeras trillas de soja 2022.

Roberto Verdera, presidente de la Mesa de Oleaginosas, proyectó un posible rango de rendimientos para el promedio nacional entre 2.600 a 2.800 kgs/ha. Ese rendimiento con una superficie de entre 1,1  y 1,2 millones de toneladas confirma que Uruguay debe superar los tres millones de toneladas producidas. Aunque Verdera es cauto a la hora de proyectar la producción, entendemos que si esa es efectivamente el área que se coseche, la producción cruzará los tres millones de toneladas.

Otro aspecto interesante de este año es que como nunca, al menos desde 1973, el alto precio y la escasez de fertilizantes recorta el área de cereales. Eso fue notorio en EEUU, con menos maíz, pero también menos trigo del que se proyectaba, un área que  creció apenas desde los muy bajos niveles del año pasado.

También en Uruguay es posible que se frene el crecimiento de área de trigo y maíz como consecuencia del alto precio de los fertilizantes.

Verdera indicó que “de mantenerse este nivel de precios de fertilizantes no se expandirá el área de maíz” y en su opinión en este otoño “el área de trigo de Uruguay no aumenta”.

Hay dos factores que están accionando el precio que es muy alto y la disponibilidad de fertilizante si estará disponible en tiempo y forma.

En cambio, las oleaginosas siguen con un panorama muy favorable. La colza cruzó los US$ 750 y le saca US$ 150 al precio de la soja que empieza la semana en US$ 600.

Las condiciones ambientales en las próximas dos semanas parecen favorables desde el punto de vista hídrico aunque demasiado frío que puede demorar la siembra.

En materia de precios locales, la colza se sigue despegando de la soja y de todas las referencias. Cotiza por encima de US$ 750 por tonelada frente a los US$ 600 de la soja.

Mientras, trigo y maíz se mantienen en el eje de los US$ 300 por tonelada.

Tras el primer envión de la guerra, vino un ajuste y probablemente lo que siga sea una gradual tendencia ascendente. El fuerte repunte de esta semana puede ser un indicador de que la semana termine con balance positivo de precios.

Noticias relacionadas

Demanda externa de carne firme en el arranque del año

Cecilia Ferreira

Extracción ganadera sube respecto a un año atrás por una mayor faena y exportación en pie

Cecilia Pattarino

Novillo Tipo fue el más bajo en 15 meses

Cecilia Pattarino