Lo que dirá el USDA: stock de granos seguirá bajo en 2022

Lo que se espera del USDA del miércoles: stock de soja y maíz seguirán bajos por mucho tiempo

El informe mensual del Departamento de Agricultura de EEUU es en un sentido el principal del año: es el primero que traza un panorama  de como será el 2022, la primera estimación oficial de la producción de EEUU, dato muy relevante por la estimación de área, ya que el rendimiento suele ser apenas el tendencial.

En la previa lo principal de lo que se espera a nuestro entender es que el stock de soja seguirá bajo en 2022. Como s esta mañana con Aldo Lema, el próximo año volverá  ser de precios altos.

El stock de soja que para el final de 2019/20 se ubicó en 14,3 millones pasará a un exiguo 3,18 millones a mediados de este año (3,25 millones en la proyección de abril) y no se recupera significativamente a mediados de 2022 ubicándose en  3,76 millones.  Es decir 12 meses más con menos de 4 millones de toneladas como previsión de stock a mediados de 2022 parecen indicar un precio sostenidamente alto.

Es decir que muy probablemente la soja subirá fuerte si el stock a mitad de este año resulta menor a 3,18 y el de mediados de 2022 inferior a 4, apenas 3,76 millones. Hay un rango de proyecciones privadas muy amplio dada que esta es la primera proyección 2022.

Respecto a la producción de EEUU  daría un salto importante de 112,5 a 120,6 millones de toneladas. Todavía no hay proyección del Mercosur dado que la siembra no ha comenzado.

MAÍZ

En maíz también es proyecta una recuperación leve del stock 2022 y una reducción en el stock de pasaje 2021. De los 49 millones de julio pasado a 32 millones que se indicarían el miércoles, ya que el mercado espera una reducción de dos millones respecto a la estimación de abril 34 millones del año anterior. Y para mediados de 2022 el stock de EEUU apenas subiría a 34 millones, es decir la misma que se hacía para esta zafra en abril y que ya generaba unan suba fuerte de precios.

La producción de EEUU – por lejos la más importante del mundo se ubicaría en  382 millones, una suba fuerte respecto a los 360 millones de toneladas del año pasado. Vale recordar que van dos años en los que el clima no permite la obtención  de buenos rendimientos, por lo que la proyección parte de un aumento de rendimiento importante respecto a los dos años anteriores.

En este caso la producción estadounidense se proyecta por parte del promedio de los privados en  103 millones desde los 109 proyectados en abril, por el quiebre de la “safrinha”.

 

TRIGO

En el caso del trigo la producción no crecería significativamente y las reservas bajarían por el mayor uso de trio forrajero.  Las reservas de trigo de EEUU caen en 2021 a 23 millones de toneladas frente a 28 millones del año pasado. La suba de la producción prevista de un millón de toneladas, de 49,6 a 50,6 millones de toneladas, redundaría en una baja fuerte de las existencias que quedarían por debajo de los 20 millones de toneladas: 19,87 millones da el promedio de las estimaciones privadas.

Las dos conclusiones principales podrían ser que si esto se confirma, el mercado va a seguir volátil al extremo ante cualquier problema climático. Los precios persisten muy por encima del promedio de los últimos cinco años durante 2022 y mantienen un margen para seguir subiendo.

Noticias relacionadas

USDA ratifica caída de la producción brasileña, ve gran cosecha en EEUU

Eduardo Blasina

Salen los primeros embarques de ganado en pie del año

Cecilia Ferreira

Uruguay fue habilitado para exportar ganado en pie a Marruecos

Cecilia Ferreira