Lluvias, exportación en pie y piso del gordo dan firmeza a la reposición

Con 93% de ventas, un porcentaje mayor al esperado por algunos operadores en la previa, Lote 21 realizó este miércoles su remate 192 con una oferta de 5.500 vacunos.

El ternero mantuvo la firmeza con un promedio de US$ 2,56 por kilo, 4% superior al remate anterior y el valor más alto desde setiembre de 2022. El precio al bulto fue de US$ 462.

También las terneras, vacas de invernada, vaquillonas y piezas de cría corrigieron valores al alza respecto a junio.

Las vacas de invernada promediaron US$ 1,46, las piezas de cría US$ 354 y las vaquillonas de 1 a 2 años US$ 1,75 por kilo.

Hubo ajustes en las categorías de novillos, terneros mixtos y vientres preñados aunque con buena demanda en todas las categorías.

El remate fue muy ágil, afirmó Alejandro Nicolich, del escritorio Nicolich y Cía. “Productores que no estaban operando volvieron a actuar producto de las lluvias y hubo más demanda de ganado; el gordo llegó a un piso y eso hace que la gente esté más dispuesta en salir a comprar”, dijo.

El mercado está en un momento distinto, debería comenzar a tomar un mayor ritmo volviendo a posicionarse la demanda con verdeos que en general están muy buenos y bien regados, anticipaba el presidente de Lote 21, Federico Rodríguez, previo al remate del miércoles.

“Lo importante es vender, el que vende en esta época es porque necesita y no porque vaya a agarrar un momento de picos de precios”, apuntó Juan Andrés Dutra, de Dutra Hermanos.

Destacó que hubo mucha preoferta y pujas en un remate dinámico. «Empieza a haber mucho volumen de forraje», afirmó, «campos con comidas que necesitan ganados».

Noticias relacionadas

MGAP solicitó a China levantar suspensión a Frigorífico Lorsinal y Casa Blanca

Cecilia Ferreira

No se recuperan las importaciones de lácteos de China. Estos son los últimos datos

Cecilia Ferreira

Se estabilizó el precio del ganado gordo en la segunda mitad de la semana

Javier Lyonnet