Las vaquillonas aumentan dentro de una faena a la baja

La faena vacuna bajó por cuarta semana consecutiva, algo esperado por el sector ganadero y los actores de la cadena cárnica. Con 37.385 cabezas la faena del 4 al 10 de junio fue la más reducida en las últimas siete semanas. El volumen de ganado ingresado es 4% menor a la semana anterior, 31% inferior al mismo periodo de 2022 y 45% por debajo de la misma semana en 2021.

La cantidad de novillos bajó respecto a la semana anterior de 18.547 a 16.777, la de vacas de 15.174 a 14.103 y la faena de vaquillonas creció de 4.438 a 5.609.

La proporción de vientres estuvo cerca de 53% y la de novillos no alcanzó a 45% en una industria frigorífica con 28 plantas activas.

En el acumulado anual la faena cayó 20,2% respecto a 2022 y en lo que va junio retrocedió 33%. En total se han faenado 969.966 vacunos contra 1.215.165 hasta el 3 de junio del año pasado.

Faena ovina

La faena de lanares se recuperó y creció 29% respectó a la semana anterior, una de las más bajas del año, aunque quedó 12% por debajo de la misma semana de 2022.

La alta faena se moderó en las últimas tres semanas luego de marca récords estacionales en marzo y abril.

En lo que va del año creció 36% el número de animales ingresados a la industria: 692.078 frente a 507.815 en 2022.

En junio ese crecimiento se estacionó: está solo 4% encima del año pasado en los primeros 10 días del mes, aunque con muchos más capones y borregos faenados que el año pasado.

La faena ovina está en una relación de 70% en proporción a la faena vacuna, muy alta si se considera que el año pasado había cerrado en 55%.

Noticias relacionadas

Un GACH para encontrarle la vuelta al ovino

Javier Lyonnet

La ganadería uruguaya se sigue transformando mientras Argentina y Brasil se complican

Eduardo Blasina

Promedio de US$ 3.345 para los 41 toros Angus de Sierra Madera y Manantial Verde

Javier Lyonnet