Las lluvias no aflojaron al mercado de granos

La cosecha de soja y maíz del Mercosur puede ser mejor de lo esperado para un año Niña tras las lluvias caídas y con algunas que vienen. Pero el mercado está dominado por los bajos stocks y las persistentes compras de China especialmente en maíz (más de dos millones de toneladas el viernes pasado) como de soja, donde la escasez es casi una obsesión. Ya son varios los analistas estadounidenses que se preguntan si no será necesario importar para cumplir compromisos asumidos antes de que llegue la nueva cosecha.

El mercado también ha estado dominado por los vaivenes de los fondos, que dos semanas atrás vendieron masivamente, pero este lunes volvieron a estar predominantemente largos, apostando a la suba.

Por otra parte, en zonas de Argentina las lluvias llegan tarde. Al menos así lo ve la Bolsa de Cereales.

Pero la producción de Brasil, salvo por pérdidas en cosecha por lluvias, en Paraguay y por ahora en Uruguay mantienen el potencial y Brasil el principal proveedor mundial del grano tendrá una buena cosecha (récord) de 132 millones de toneladas. Eso empezará a aliviar la oferta global a partir de mediados de este mes. Pero la demanda es tal, que no parece inmutarse. Hay comprometida una alta proporción de la cosecha brasileña.

El jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) estimó en 46 millones de toneladas el volumen de la cosecha argentina de soja 2020/2021, por debajo de los 46,50 millones proyectados en septiembre último por la entidad; de los 47 millones previstos por la Bolsa de Rosario, y de los 48 millones calculados por el USDA en su último reporte mensual. El próximo reporte, la semana que viene debe traer menos stock de EEUU por las altas exportaciones, y menos producción del Mercosur, al menos por el recorte en Argentina. Hay firmeza para rato y si los chinos siguen comprando, más.

Esa es la estabilidad con la que el mercado ha estado hace ya un mes, con una volatilidad fuerte en el medio que generó un rango de precios Nueva Palmira entre US$ 520 y US$ 480.

La estabilidad llega algo por debajo de los US$ 500 y posiblemente con estas lluvias y las próximas quienes no marcaron kilos tendrán más visibilidad sobre el avance de sus cultivos para cerrar posiciones durante este mes.

En el mercado de trigo la firmeza también se mantiene, las restricciones rusas a las exportaciones por la vía de retenciones sigue siendo un factor de firmeza. Tanto la soja como el trigo se ven sostenidos por la imponente firmeza del maíz que sigue yendo a China como por una aspiradora.

De modo que no hay nada por debajo de US$ 200. Sobre los US$ 260 el maíz puesto, a la espera de una nueva cosecha que no estará muy por debajo de eso. y sobre los US$ 220 puesto el trigo.

 

 

Noticias relacionadas

Cosecha de trigo de Uruguay puede superar las 900.000 toneladas

Javier Lyonnet

El efecto Omicron bajó a los granos

Eduardo Blasina

La soja intenta resistir gracias a la demanda mientras el trigo consolidó fuerte corrección negativa

Ricardo Sosa