21 C
Montevideo
febrero 28, 2024

La “carne” cultivada en laboratorio es 25 veces peor para el clima que la carne vacuna

La imitación de carne producida a partir de células cultivadas en un laboratorio podría ser 25 veces peor para el clima que el proceso utilizado para producir carne vacuna regular, a menos que los científicos encuentren una manera de alterar los pasos de producción intensivos en consumo de energía, según un análisis realizado por investigadores estadounidenses.

La producción de carne de imitación en laboratorio se ha propuesto como una alternativa más sustentable respecto a la carne convencional porque requiere menos recursos, como tierra, ración, agua y antibióticos, que la cría de animales. El nuevo enfoque también postula la reducción de la necesidad de criar y sacrificar ganado, una fuente importante de gases de efecto invernadero.

Sin embargo, investigadores de la Universidad de California han descubierto que el proceso de elaborar símil carne en el laboratorio tiene un impacto 25 veces mayor en el calentamiento global que la producción tradicional de carne vacuna.

La carne de laboratorio se produce colocando células animales en un caldo rico en nutrientes. Sin embargo, la producción del caldo consume una gran cantidad de energía.

El caldo en sí debe contener sales, azúcares, aminoácidos y vitaminas, y la producción de cada uno de estos elementos implica un gasto de energía.

En primer lugar, se necesita energía para cultivar plantas para producir azúcares y para construir laboratorios donde se extraen factores de crecimiento de sus células. Cada ingrediente, antes de que pueda mezclarse con el caldo, también debe purificarse completamente utilizando técnicas que consumen mucha energía, como la ultrafiltración y la cromatografía.

Este nivel «farmacéutico» de purificación es esencial ya que las células animales no crecerán en un caldo que está «contaminado» con bacterias. Los expertos involucrados en la mejora del proceso están probando hasta qué punto es posible alejarse de la purificación.

El primer autor del artículo, Derrick Risner de la Universidad de California (EEUU), en un comentario para «New Scientist», expresó dudas de que alejarse de los niveles «farmacéuticos» de purificación de caldo sería posible, ya que incluso los niveles de traza de contaminación pueden destruir los cultivos de células animales.

«Sin embargo, puede ser posible en el futuro construir células animales que sean más resistentes a la contaminación; ya se han invertido US$ 2 mil millones en esta tecnología, pero realmente no sabemos si será mejor para el medio ambiente», dijo Risner.

Singapur fue el primer país en aprobar la carne cultivada en laboratorio para la venta al consumidor en 2020, pero también se están registrando avances en los Estados Unidos e Israel.

Italia decidió prohibir la imitación de carne producida en laboratorio.

Noticias relacionadas

Albertoni: “en términos promedio son nueve meses desde el inicio a una conclusión de una negociación”

Javier Lyonnet

Aumentó 15% en dos semanas el precio de la tonelada de carne exportada

Javier Lyonnet

Partió embarque con 20.000 terneros en pie hacia Turquía

Cecilia Ferreira