19 C
Montevideo
diciembre 1, 2021

Ingresos en dólares de empresas ganaderas del Norte se mantienen y bajan en el Centro y Este

Los productores ganaderos que participan del programa Carpetas Verdes del Plan Agropecuario obtuvieron un promedio de ingresos de capital de US$ 77 por hectárea en moneda corriente durante el ejercicio 2020-2021, 5% menos que los US$ 81 en el período 2019-2020 pero 54% más que el promedio de los últimos 20 años.

En pesos constantes los ingresos fueron de $ 3.266 por hectárea, 10% más que en el ejercicio anterior y 30% más que el promedio histórico. El resultado fue “muy parecido al año pasado, que tuvo los valores máximos del período, y con valores destacados”, dijo Carlos Molina, director general del Plan Agropecuario, en la presentación realizada el martes.

Aunque el momento actual de la ganadería es excelente, en el ejercicio estudiado –julio 2020 a junio 2021- pesan más el segundo semestre de 2020 y los dos primeros meses de 2021 que el cuatrimestre marzo-junio de 2021, cuando el precio del gordo comenzó una tendencia ascendente que se consolidó en el segundo semestre de 2021.

Si bien el 2021 probablemente cerrará como el mejor año calendario de la ganadería, el ejercicio 2020/21 fue más modesto que el 2019/20.

El análisis de Carpetas Verdes presentado el martes muestra resultados muy distintos en las dos regiones estudiadas, tanto para los criadores como para los productores de ciclo completo.

En la región Este-Noreste-Centroeste bajaron todos los indicadores, y en la zona Norte-Litoral Norte los indicadores se mantuvieron o subieron mínimamente (1%).

Molina resume los desempeños en “empresas que mantienen y empresas que pierden respecto al año anterior”, y hace la salvedad de la gran variabilidad de resultados dentro de cada zona y tipo de empresa.  Esa dispersión de resultados fue mayor que en los últimos dos años, debido a la irregularidad del régimen hídrico.

Para los productores con mejores rendimientos, que duplican los promedios en el caso de los criadores, y están entre 60% y 70% arriba entre las empresas ganaderas de ciclo completo, la principal diferencia está en la gestión del pasto, dijo Molina a Tiempo de Cambio de radio Rural.

“Los que les va mejor hacen un eficiente uso de los recursos que tienen, fundamentalmente una buena gestión de pasto, uno de los pilares para sostener estos resultados, a pesar de los eventos climáticos adversos; el principal recurso que tienen, el campo natural bien gestionado permite mantener una tendencia estable y mejorar resultados”.

En las empresas del Norte y Litoral Norte juegan fuerte las lanas finas, destacó Carlos Molina: “la combinación de alta dotación ovina y muy buena productividad de lana fina, tanto por hectárea como por animal, defienden muy bien los resultados”.

El Producto Bruto crece 6%, de US$ 176 a US$ 187 dólares, los costos crecen 12% y la relación de insumo/producto crece 5%. El ingreso de capital sube 1%, de US$ 91 a US$ 92 por hectárea en comparación con el ejercicio anterior, mientras que el ingreso neto para los arrendatarios se mantuvo incambiado en US$ 62.

Resultados ciclo completo Este

Los costos crecen 4% y la relación insumo producto aumenta 12% en las empresas ganaderas de ciclo completo de la región Este-Noreste-Centroeste. Como consecuencia, el ingreso de capital en las empresas ganaderas  desciende 18% respecto al ejercicio anterior: bajó de US$ 89 a US$ 73 por hectárea. El Ingreso Neto de los arrendatarios cae desde 63 a 46 dólares por ha; 27%

Las empresas del Este basadas en la ganadería vacuna bajan 15% sus ingresos de capital, en promedio.

Resultados criadores

Para las empresas criadoras en el Norte y Litoral Norte la norma es la estabilidad respecto al ejercicio anterior.

El ingreso de capital sube de US$ 69 a US$ 70 por hectárea en promedio (+ 1%) y el ingreso neto de los arrendatarios se mantiene en 43 US$/ha.

Los resultados de ingreso de capital de los criadores de la zona Este-Centroeste y Noreste se vieron más afectados por el déficit hídrico y bajaron de US$ 80/ha a US$ 70/ha.

En el Este Noreste Centroeste los criadores produjeron 2% menos por hectárea (88 kilos) pero fueron las únicas empresas que vendieron a mejores precios que en el ejercicio anterior, US$ 1,93 por kilo en pie, con un componente importante de venta de terneros en abril y mayo, cuando la hacienda comenzó a recuperar valor.

Contexto general

El clima, como factor de mayor impacto, fue “poco favorable para el ejercicio ganadero, con una primavera 2020 muy amarreta en precipitaciones, y más en el Este Noreste Centroeste que en el Norte y Litoral Norte; las lluvias fueron muy pobres para estas empresas ganaderas con un componente importante de pasto natural”.

El dólar prácticamente sin movimiento en todo el ejercicio -creció 1,3%- no jugó a favor del productor, considerando una inflación de 7,5% en el período julio 2020-junio 2021.

Los costos subieron y bajaron los precios de producción respecto al ejercicio 2019-2020:  ganado gordo (-9,5%), ternero (-9,3%) , cordero (-9%), lana (-12% finas -37% las gruesas).

Los ingresos de capital bajan respecto al período anterior “pero en términos históricos estamos en valores 50% por arriba del promedio de los últimos 20 años en dólares corrientes, y 30% en pesos constante”.

Noticias relacionadas

Uruguay volvió a exportar ganado en pie a Egipto después de tres años

Cecilia Ferreira

Dólar en Uruguay a contramano de los mercados emergentes, en Brasil sube casi tres veces mas en el año

Ricardo Sosa

Se exportarán 70.000 ovinos en pie a Medio Oriente

Cecilia Pattarino