Indicios de estabilidad en el mercado ganadero: menor presión a la baja

La industria no afloja en su postura de precios y los productores se resisten a vender. Aunque termina la faena de corral y podría esperarse mayor interés por ganado de pasto “la industria está en una posición muy inflexible con respecto a los precios a los que pretende comprar”, dijo Gustavo Basso, director de Gustavo Basso Negocios Rurales. Aunque el mercado sigue enredado, según un operador, en los precios se advierte cierta estabilidad.

En el norte del país el mercado ganadero se percibe «un poquito diferente» esta semana, según el consignatario artiguense Gastón Araújo. «A partir del martes se dejó de presionar hacia la baja», dijo a Ganadería.uy, «sobre los US$ 3 por novillos y US$ 2,70 que se proponen por vaca, peleando 5 centavos se pudo concretar US$ 3,05 y US$ 2,75».

Las entradas están un poco más cortas, en 10 días, cuando no bajaban de 15 a 20 días hasta la semana pasada.

«Es el techo, por las vacas se consigue US$ 2,75 pero no US$ 2,80», puntualizó el director de Araújo Agronegocios.

A nivel general, los cierres de negocios se concretan entre US$ 3 y US$ 3,05  por kilo para novillos de punta, según Basso. En vacas, entre US$ 2,70 y US$ 2,75. En ambos casos hay propuestas de precios por debajo. Las entradas a planta varían según la necesidad de la industria a la salida de la faena de corral y van de 5 a 15 días.

Los productores buscan asegurarse mejores valores y mantienen cierta rigidez a la hora de vender. De acuerdo a su panorama forrajero, intentan aprovechar la capacidad negociadora que da la buena disponibilidad de pasto, pero empieza a condicionarse en la medida que se acerca el verano.

“La industria está dispuesta a bajar nivel de faena con tal de no flexibilizar su posición de compra”, apuntó Basso. En las últimas cuatro semanas del año el promedio de faena ha sido el más alto del año, cerca de 55.500 semanales.

La reposición camina por otra senda, pero se mantiene cierta cautela a la hora de comprar. Se concretan negocios pero dentro de determinado parámetro de precios.

Ovinos complicados

Aunque aparece alguna señal positiva desde los mercados externos, con una oferta australiana que viene disminuyendo, en lo interno aparecen problemas de flechilla, con rechazos de camiones por este tema.

Los valores muestran ajustes, con referencias en el eje de US$ 2,80 por corderos, US$ 2,28 por capones y US$ 2,26 para la oveja.

Noticias relacionadas

Estado de emergencia zoosanitaria en Brasil por nuevos casos de gripe aviar

Javier Lyonnet

Ganaderos de EEUU se comprometen a ser carbono neutros en 2040

Eduardo Blasina

Mercado dispar, con oferta reducida; repunta la reposición

Cecilia Ferreira