Fuerte baja en el mercado de granos, pero con volatilidad por delante

Desde el informe del USDA de junio el jueves pasado los granos van en baja y este lunes el descenso fue fuerte.

Los precios de la soja terminaron la jornada en baja en Chicago arrastrados por la fuerte caída del aceite y por una toma de ganancias de los fondos de inversión frente a las lluvias caídas en las zonas productoras. La suma de lluvias, rumores de limitaciones en el uso de biocombustibles y la salida de fondos son algunos de los factores que han llevado a un descenso fuerte que ha dejado a la soja por debajo de los US$ 500 por tonelada puesta en Nueva Palmira por primera vez en varios meses.

Primero el jueves pasado, un artículo publicado hoy viernes por la agencia Reuters indicó que la administración de Biden está evaluando flexibilizar la obligación, por parte de las empresas refinadoras, de mezclar bioetanol y biodiésel para elaborar nafta y gasoil respectivamente.

Como explica una nota del portal Bichos de Campo, esa política en EE.UU. se implementa a través de los RINs (Renewable Identification Number), que son una suerte de “crédito” que la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. origina por cada tonelada de biocombustible elaborada o importada por EE.UU.

Los RINs son empleados por las compañías petroleras para demostrar que cumplieron con el mandato oficial de corte de biodiésel o bioetanol con combustibles provenientes de fuentes fósiles. Los RINs pueden comercializarse, de manera tal que, si una empresa sobrecumplió la meta de corte, puede transferirlos a otra compañía que no se encuentre en la misma situación.

 

La cuestión es que los RINs, cuyo valor está atado a las cotizaciones del maíz y de la soja (la mayor parte del biodiésel se elabora con aceite de soja), experimentaron un importante descenso de precios luego de conocerse el artículo publicado por Reuters. Y eso terminó arrastrando a los futuros de soja y maíz del CME.

Pero eso es un rumor por ahora. Y tras el cierre de Chicago se conoció que la condición de los cultivos de maíz y soja se sigue deteriorando incluso más de lo que esperaba el mercado. Las condiciones del maíz en EE. UU. Cayeron 4 pts a 68% bueno / excelente, por debajo de las expectativas que eran 69% y bastante por debajo del cultivo del año pasado que a esta altura estaba en 71% bueno a excelente. Las condiciones para la soja cayeron 5 pts hasta el 62%, el mercado  esperaba un 65% y un año atrás 72% estaba bueno a excelente.

El mercado tiene la expectativa de lluvias llegando en los próximos días sobre las zonas afectadas por la amenaza de sequía que darían buenas condiciones al maíz en floración. Una baja que se basa por ahora en dos supuestos: el menor uso de grano para biocombustibles y lluvias que aparecen en los próximos días.

La suba del precio del petróleo parece limitar la baja por un lado, por otro el compromiso de Biden con el ambiente y con revertir el calentamiento global hace difícil creer que se apruebe una medida tan fuerte en sentido contrario.

Pero por ahora el piso de precios de los granos ha dado un escalón abajo, la soja se ha ido a los US$ 490, en tanto los cereales tuvieron una corrección menor en el caso de la cebada de US$ 250 a US$ 245 y  se mantienen firmes para el trigo y el maíz disponibles porque además se demora la cosecha de maíz de segunda. El trigo y el maíz sobre los US$ 250 puestos y el trigo de la siembra en curso sobre los US$ 230.

Esta semana se reanuda con fuerza la siembra de trigo y cebada.

Noticias relacionadas

China quitó los aranceles a la colza canadiense

Eduardo Blasina

Europa recorta su previsión de rendimiento de cultivos de invierno

Eduardo Blasina

Cousa aseguró oferta para su plan girasol 2020 y comprará en el mercado disponible

Ricardo Sosa