23.6 C
Montevideo
febrero 1, 2023

Estiércol valioso: Shell compra empresa de biogas en US$ 2.000 millones

Shell compra empresa de biogas en US$ 2.000 millones

Shell dijo el lunes que adquiriría al productor danés de biogás Nature Energy por casi $2 mil millones, ya que busca impulsar su negocio bajo en carbono en medio del creciente interés en el biogás.

Reuters había informado el mes pasado que Shell se encontraba entre varias empresas que se unieron a una segunda ronda de ofertas para adquirir la empresa con sede en Dinamarca.

Nature Energy, opera 12 plantas de biogás en Dinamarca y una en Francia y tiene otras en proyecto, confirmó el acuerdo en un comunicado separado.

La empresa propone Un futuro verde con biogás (ver https://nature-energy.com/solutions/biogas)

El biogás es la definición misma de una economía circular.

Cuando procesamos desechos de alimentos, estiércol y desechos industriales a través de una planta de biogás, obtenemos biogás verde, neutral en CO2.

Este gas verde se puede utilizar para calentar hogares y suministrar energía a las empresas.

El gas verde hace que sus chuletas y sándwiches de queso sean ecológicos.

El gas verde puede hacer que sus viajes en autobús y vuelos sean neutros en CO2.

No solo eso, sino que también nos da un fertilizante orgánico verde que es neutro en CO2 y contiene menos metano que el estiércol crudo. A diferencia de los fertilizantes minerales, este fertilizante orgánico verde contiene carbono, que es esencial para la fertilidad del suelo. El fertilizante verde es esencial para la creciente producción de cultivos orgánicos, que la producción de biogás puede ayudar a asegurar.

El biogás puede incluso almacenarse y guardarse para generar energía en días lluviosos cuando no hay sol ni viento. El gas verde también es la forma más efectiva de almacenar energía verde cuando la producción es alta y la demanda es baja.

Cómo se produce el biogás

Hay millones de animales domésticos en Dinamarca que producen enormes cantidades de estiércol, que es una de las materias primas que utiliza Nature Energy para producir biogás. La mayor parte de la biomasa utilizada en las plantas de biogás es estiércol de animales de granja. El biogás también se fabrica utilizando desechos residuales de la producción industrial de alimentos, desechos de alimentos de los hogares y restaurantes, alimentos desechados de los supermercados, hojas de tubérculos y cultivos energéticos como el maíz.

Los residuos orgánicos se llevan a la planta de biogás y luego se envían a los tanques de procesamiento de la planta (digestores). En el digestor, que funciona a ca. 50 °C, las bacterias convierten la biomasa en biogás y fertilizante líquido (digestato). Antes de que el gas se envíe a la red de gas natural, el CO2 y el desagradable sulfuro de hidrógeno tóxico se eliminan del biogás crudo. Esto se hace en una unidad de mejora. Luego, el gas se puede distribuir como energía verde en todo el país.

El estiércol se devuelve a los agricultores.

Una vez digerido el estiércol, se envía de vuelta a los agricultores, que lo utilizan para fertilizar sus campos. Esto tiene varias ventajas en comparación con el estiércol crudo y los desechos de los vertederos. El estiércol procesado ya no emitirá metano, que es un potente gas de efecto invernadero y nocivo para el medio ambiente. El valor del fertilizante en el procesado es mejor que en el estiércol/residuos crudos, porque los nutrientes están más disponibles para las plantas después de la digestión. La alta temperatura del proceso es letal para las bacterias que causan enfermedades como la salmonella. Un último beneficio clave para todos es que el fertilizante derivado del estiércol es significativamente menos maloliente que el estiércol y los efluentes sin tratar.

Noticias relacionadas

La reposición sigue ganando firmeza: varios récords en Lote 21

Javier Lyonnet

Se agrava el conflicto en la industria láctea: sindicato enlentecerá las exportaciones

Cecilia Ferreira

Tras fuerte ajuste, los granos recuperan, mal estado del trigo en EEUU

Eduardo Blasina