El riesgo se llama China

¿Qué puede interrumpir el mejor momento ganadero de la historia? ¿Qué devolverá los precios a parámetros que puedan considerarse «normales»? Tal vez el cambio de escenario sea tal que el novillo por encima de US$ 5 o US$ 4,5 perdure por mucho tiempo. Pero si eso no sucede, ¿cuál puede ser el factor que los derribe?

Una posibilidad puede ser una ataque nuclear por parte de Rusia, algo que nadie quiere imaginar, pero es lamentablemente.

Pero si pensamos en parámetros más normales, las luces amarillas vienen de China. La depreciación del yuan lo muestra.

Las noticias que vienen de China son como para preocuparse moderadamente, dada la dependencia del sector cárnico uruguayo y de toda la economía de un comprador que en el caso de la carne vacuna se lleva el 70% de la oferta.

China ha parecido hasta ahora el país con la fórmula completa para crecer económicamente. Potencia exportadora, capitalista, estable, previsible, con capacidad de planificar décadas hacia delante y un crecimiento que supera al de los países desarrollados.

Sin embargo las autocracias son frágiles detrás de su fortaleza. Las decisiones dependen de pocas personas y no hay mecanismos acordados con la población para el recambio.

El manejo de China de la pandemia pareció muy sólido, pero finalmente desde marzo la situación se descontroló en Shangai donde el gobierno aplicó restricciones durísimas. El crecimiento económico va frenando, las bolsas caen, la moneda se desvaloriza. Mientras Occidente sube tasas para frenar la inflación, China relaja su política monetaria para revertir el freno de la economía.

La población china deja de crecer este año y empezará la trayectoria de decrecimiento a partir del año que viene.

El precio de la carne de cerdo se ha desplomado y el gobierno realiza compras frecuentes (ver nota en esta edición) para sostener el precio al productor.

Mientras, cierto es, la carne vacuna se ha despegado de la tradicional carne porcina y se mantiene con vuelo propio, la clase media y alta se ha enamorado del novillo.

El precio de la carne difícilmente baje en Europa y EEUU economías que en la post pandemia tienen el problema de abastecer a una demanda muy sólida que quiere salir a los restaurantes y disfrutar sin preocupaciones porque el plato cueste un dólar o un euro más o menos.

Por ahora no hay síntomas más que de una baja leve en el precio de exportación de los cortes que van a China. El mercado ganadero se mantiene sólido y con precios que no tienen antecedentes. A la hora de mirar que puede interrumpir un período excelente, o al menos generar un aterrizaje moderado de precios, hay que seguir a la economía de China que está en un nivel de fragilidad que no se había visto antes en este siglo.

Noticias relacionadas

Uruguay tiene una oportunidad para la carne a pasto en EEUU, limitada por restricciones arancelarias, señaló INAC

Cecilia Ferreira

Tras una corrida histórica parece frenarse la suba del ganado gordo

Cecilia Ferreira

Tras dos caídas consecutivas, tonelada de leche en polvo quedó por debajo de US$ 3.000

Cecilia Ferreira