El año termina con una tenue esperanza de lluvia

El veredicto de los mercados ha sido concluyente: habrá pérdidas en los cultivos de verano del Mercosur de acuerdo a lo que indican los pronósticos para las próximas dos semanas. No solo la poca lluvia sino con igual importancia el calor tórrido sobre Paraná y el resto del sur de Brasil, sur de Paraguay y centro y norte de Argentina, provocarán daños importantes. La ola de calor también afectará a Uruguay especialmente en el norte del país.

Aquí con unos grados menos y unos milímetros más, todavía hay esperanza de que las pérdidas sean limitadas. El 31 de diciembre y 1 de enero hay un episodio de lluvias. Entre el 10 y 12 de enero otro.

Noticias relacionadas

Precios firmes para el ganado gordo en Brasil

Javier Lyonnet

Presidente de Aupcin comparó la situación ganadera actual con la llegada de la aftosa

Javier Lyonnet

Barcos, camiones y mejora continua

Blasina & Asociados