Distancia entre las puntas frena negocios ganaderos en Brasil

El valor del novillo gordo de exportación bajó esta semana en Brasil de US$ 3,80 a US$ 3,70 por kilo carcasa. Este miércoles recuperó un escalón respecto al martes, cuando había bajado a US$ 3,65. El novillo de consumo se cotiza estable entre US$ 3,40 y US$ 3,50, valores similares a los de enero de 2021 y 10% inferiores a los de enero 2022.

El «boi China» llegó a tocar los US$ 3,45 por kilo carcasa en la segunda semana de enero, su menor valor desde noviembre de 2022, en un comienzo de año muy volátil para el mercado del gordo.

Con el mayor ingreso de animales terminados al mercado, superior a la demanda, los frigoríficos pasaron esta semana precios a la baja que muchos productores no convalidan por lo que se registran escasas operaciones. La disponibilidad forrajera permite a los ganaderos mantener cargas a la espera de mejores valores.

Analistas de Scot Consultoría anticipan nuevas bajas, con la industria suficientemente abastecida debido a la menor presión de consumo interno y la limitada demanda de mercados internacionales, en particular de China.

Hasta la segunda semana de enero fueron exportadas casi 78 mil toneladas de carne bovina a un promedio de US$ 4.870 por tonelada, 7% menos que el año anterior según la asociación de frigoríficos Abrafrigo.

Brasil continúa posicionándose en mercados del sureste asiático. Esta semana 11 plantas industriales fueron autorizadas para exportar a Indonesia, un mercado en el que colocó 20.500 toneladas en 2022, un volumen 23,5% superior al de 2021.

Noticias relacionadas

Los fertilizantes se encarecerían aún más por restricciones de China a las exportaciones

Javier Lyonnet

Federación Rural se reúne con la ministra de Economía esta semana

Cecilia Ferreira

Beijing y Shanghai comienzan a reabrir al bajar los casos de Covid

Javier Lyonnet