14.5 C
Montevideo
agosto 17, 2022

Con poca oferta y demanda sostenida, se afirman los valores para el ganado gordo

La avidez industrial por ganado gordo sigue superando la oferta y le da impulso a los precios, que vuelven a subir esta semana. Por el novillo gordo los negocios ya superan los US$ 3,30 por kilo en cuarta balanza.

La reactivación de los frigoríficos dinamizó el mercado, con una faena semanal que superó las 36.000 cabezas.Y que reflejó el mayor interés por vaca gorda, vaquillonas y novillos más generales destinados al mercado chino y al abasto.

Las referencias para vaca gorda pesada se ubica en US$ 3,10 y se alcanzan hasta US$ 3,15 por lotes voluminosos. Las vaquillonas alcanzan los US$ 3,25.

Las entradas para todas las categorías son ágiles, entorno a una semana.

Los consignatarios consultados por Ganadería.uy manifestaron optimismo y la expectativa de que los valores mantengan esta tendencia de suba. Coincidieron en que seguirá faltando ganado gordo disponible. Y si bien puede aparecer algo más de oferta cuando lleguen las primeras heladas, no será determinante en la conformación de precios.

La falta de lluvias principalmente en sureste del país acentúa la escasa oferta de ganados bien pesados. Mientras que, por otra parte, ha apurado el ajuste de cargas en algunas zonas antes de que llegue el invierno.

El mercado de reposición confirma el buen ánimo de los productores, con buena demanda y firmeza de valores (ver nota aparte).

En lanares se reactiva lentamente la operativa, con alguna planta que retomó la actividad. Los precios siguen firmes, con negocios que se concretan sobre la última referencia de ACG, que marcó US$ 3,50 para corderos livianos, US$ 3,60 para corderos pesados, US$ 3,47 para borregos, y US$ 3,15 para la oveja.

Mientras esto sucede en el mercado, desde el gobierno, las cámaras la de la industria frigorífica y los trabajadores se busca avanzar en un protocolo común para mitigar el posible contagio del nuevo coronavirus a nivel de plantas.

Si bien las empresas están aplicando diferentes protocolos de forma individual, se busca definir patrones comunes entre plantas para la prevención de la enfermedad y también adelantar medidas a tomar ante la eventual aparición de algún caso positivo.

Hasta este miércoles aún no había una definición sobre el tema. ‘No se ha definido cómo proceder teniendo en cuenta que cada lugar de trabajo tiene su particularidad y tal vez si se da un caso en una planta tenés que suspender todas las tareas y tal vez si se da en otra planta, no’, señaló a Ganadería.uy Martín Cardozo, presidente de Foica. El viernes habrá otra instancia con el objetivo de avanzar en este aspecto, dijo Cardozo.

Noticias relacionadas

Se afirma el gordo y se acortan las entradas

Cecilia Ferreira

Cae 7% el peso promedio de carcasa de los novillos faenados

Javier Lyonnet

Los novillos bien terminados siguen bien por encima de US$ 5

Cecilia Ferreira