Aprobada sin restricciones la compra del frigorífico BPU por parte de Minerva

La compra del frigorífico uruguayo BPU a la japonesa NH Foods por parte de la compañía brasileña Minerva, fue aprobada “sin restricciones” por la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia del Ministerio de Economía y Finanzas de Uruguay.

Ya desde setiembre Minerva se haría cargo de la planta de BPU en el departamento de Durazno, sobre la ruta 14. Minerva pasa a operar cuatro plantas con una proporción de faena de 26,6% de los vacunos del país. Hasta el 12 de agosto, según los datos de INAC, las tres plantas de Minerva (PUL, Carrasco y Canelones) faenaron 267.140 vacunos, el 19,9% del total del país. Y BPU faenó 90.424 bovinos, el 6,7%.

Con la integración de las operaciones superaría el nivel de Marfrig. Los cuatro frigoríficos de Marfrig llevan faenados 346.021 vacunos hasta el 12 de agosto, 25,8% del total del país.

. Entre los dos grandes grupos brasileños sumarán más del 52% de la faena de vacunos.

Minerva Foods lo informó de esta manera en un comunicado a sus accionistas este miércoles “Minerva S.A., el líder sudamericano en exportaciones de carne bovina, informa a sus accionistas y al mercado en general, en continuidad al Hecho Relevante divulgado el 31 de enero de 2023, que la Comisión de Defensa de la Competencia decidió aprobar, sin restricciones, la adquisición de Breeders y Packers Uruguay S.A. subsidiaria de NH Foods Group”.

El organismo dependiente del Ministerio de Economía no había comunicado aun la decisión hasta la mañana de este miércoles.

En diciembre de 2022, cuando fue anunciada la intención de concretar la operación, valuada en US$ 40 millones, el CEO de Minerva Foods, Fernando Galletti afirmó que “con la compra de BPU, la empresa se convierte en líder en la producción de carne bovina en Uruguay, con una capacidad total de faena de 3.700 cabezas por día, repartidas en cuatro mataderos: PUL, Carrasco, Canelones y, ahora, BPU”.

Galletti señaló en ese momento que Uruguay estaba sufriendo un poco por el clima seco, aunque este es un problema coyuntural y que “a largo plazo, Uruguay es un gran productor. Y el principal producto de la canasta exportadora del país es la carne bovina. (La producción) tiene una tradición muy positiva de constancia y estabilidad”.

La compra de la planta de BPU por parte del gigante brasileño generó preocupación en diversos ámbitos de la cadena ganadera, tanto por la concentración de la industria de producción de carne como por la decisión de la firma japonesa de retirarse del país.

El presidente de la Cámara de la Industria Frigorífica, Daniel Belerati, dijo en febrero de este año que en la industria frigorífica uruguaya «es absolutamente imposible entrar en colusión»

En junio de este año, en la etapa final de su estudio sobre los posibles efectos de concentración en la industria frigorífica, la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia decidió solicitar información adicional a diferentes actores de la cadena cárnica: los principales grupos frigoríficos del país, INAC, MGAP, Cámara de la Industria Frigorífica, Asociación de la Industria Frigorífica del Uruguay, Asociación de Consignatarios de Ganado y a la Unión de Vendedores de Carne del Uruguay.

Noticias relacionadas

Con nuevo récord, Novillo Tipo cruza los US$ 1.400

Cecilia Ferreira

Vienen lluvias de importancia fundamental, especialmente en el sur

Eduardo Blasina

Minerva alcanza resultados récord en el segundo trimestre

Cecilia Pattarino