11.8 C
Montevideo
junio 17, 2024

Aguardan confirmación de plan de pagos y reapertura de frigoríficos del grupo chino Sundiro

Consignatarios y trabajadores del sector cárnico aguardan que en los próximos días se confirme a nivel local la información transmitida en China al ministro de Ganadería, Fernando Mattos, por el presidente del grupo Sundiro, propietario de los frigoríficos Rosario y Lorsinal, sobre el pago de deudas y la reapertura de ambas plantas “antes de fin de año”.

EL MGAP informó que durante su visita a China junto al presidente Luis Lacalle Pou, Mattos y el vicepresidente de INAC, Ignacio Guido, se reunieron con Ma Honghan, presidente de Sundiro Holding Co.

Honghan “informó de sus planes de acción para retomar actividad antes de fin de año, capitalizar los frigoríficos y pagar algunos montos adeudados”, según informó el MGAP, al tiempo que el secretario de Estado uruguayo “insistió en la necesidad de que la empresa desarrolle un plan de negocios viable”.

El presidente de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), Joaquín Falcón, dijo que la gremial no tiene confirmación oficial de los planes de pago y la reanudación de la actividad, aunque se han mantenido conversaciones informales con representantes de la empresa. Escritorios de negocios rurales involucrados en la deuda que mantiene el grupo Sundiro también se han reunido y se espera que en los próximos días se confirmen los avances “por el bien de la cadena”.

Para ello es necesario tener un plan de pago para los vencimientos por compras de hacienda que el grupo mantiene con consignatarios y que llevan muchos meses de retraso.

Por su parte, Javier Martínez, presidente del Sindicato de Empleados del Matadero Rosario (Semar), dijo a El Observador que si bien los trabajadores están al tanto de algunas novedades, no han recibido información oficial y prefieren ser cautos sobre una reapertura a corto plazo.

Las interrupciones en las actividades de esos frigoríficos han sido frecuentes en los últimos años, según han denunciado los trabajadores y las posteriores reanudaciones han sido demoradas, lentas y no con la intensidad de faena e industrialización normal, lo que se traduce en inestabilidad laboral.

Noticias relacionadas

Novillo tipo en abril es el más alto en un año

Cecilia Pattarino

Cifras récord de importación de carne vacuna para China en el arranque de 2024

Javier Lyonnet

Mercado ganadero con demanda sostenida, valores estables y a la espera de lluvias

Cecilia Ferreira