23.6 C
Montevideo
febrero 1, 2023

Valores se estabilizan para el ganado gordo

Mercado ganadero más calmo tras las subas consecutivas registradas desde comienzos de noviembre. El mercado se había dinamizado con las lluvias y la operativa kosher. Ahora, con el cierre de las cuadrillas, con menor presión de demanda, y mercados externos que siguen flojos, los valores para el gordo se muestran más estables.

“En la medida que no se reactive la demanda los valores van a quedar por acá”, dijo a Tiempo de Cambio de radio Rural Joaquín Falcón, nuevo presidente electo de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG).

El novillo cotiza en el eje de US$ 3,55 –US$ 3,60 por kilo en cuarta balanza, con negocios por ganados especiales arriba de esa referencia y la vaca gorda entre US$ 3,25 y US$3,30.

El factor clima sigue siendo clave, con altas temperaturas y sin grandes volúmenes de lluvias a la vista. En el norte del país estabilizó, contó Otto Fernández, en un mercado que va muy de la mano con la situación del clima. “Si llueve la posición sería distinta”, dijo con entradas a planta un poco más largas entre una semana y 10 días, y “con un ajustecito de precios”, señaló el operador.

La grilla de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) marcó este lunes un aumento del novillo de US$ 3,57 a US$ 3,59 en los promedios de los negocios de la semana pasada, US$ 3,29 la vaca y US$ 3,46 la vaquillona. «Con menor presión de demanda, en actividad y valores, el mercado tiende a estabilizarse», fue el comentario.

La cotización del ternero retrocedió 5 centavos, de US$ 2,42 a US$ 2,37, la ternera estable en US$ 2,19 y la vaca de invernada US$ 1,74 en un escenario de «oferta más pretenciosa» que «dificulta la concreción de negocios».

La gente hizo ajustes de carga de forma temprana, sin mucha oferta de reposición para esta época del año, comentó a 100% Mercados José Aicardi, director de Megaagro.

En ovinos sigue dificultosa o nula la colocación para las categorías de carcasas superiores a 23/24 kilos y baja terminación. Sigue la baja de precios para corderos, borregos, capones y ovejas livianas, con kilaje muy limitado. Empieza a aparecer algo más de oferta, comentó Otto Fernández. En la planilla de ACG los lanares volvieron a mostrar flechas hacia abajo y se estableció que «empieza a constatarse problema de flechilla»: el cordero pesado atravesó el piso de los tres dólares y promedió US$ 2,97, capones US$ 2,59 y ovejas US$ 2,51. El nivel de actividad es muy bueno y el mercado más fluido.

Que se concrete el episodio de lluvias previsto para comienzos de la semana que viene será clave.

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas

Los cuatro dólares cada vez más cerca

Eduardo Blasina

Importaciones de carne vacuna de China siguen creciendo y mantienen niveles históricos

Cecilia Ferreira

Récord para el Novillo Tipo, con precio histórico de la hacienda

Cecilia Ferreira