Uruguay refuerza controles en frontera ante la Peste Porcina Africana

La confirmación de la presencia de la Peste Porcina Africana (PPA) en República Dominicana por parte del gobierno local, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), provocó que se activaran las alarmas en distintos países de Latinoamérica, quienes a través de sus autoridades sanitarias procedieron a tomar acciones para mantener la enfermedad fuera de su territorio.

En Uruguay, el gerente del Sistema Inteligente de Bioseguridad Agroalimentaria en Frontera – Barreras Sanitarias (Sibaf), Andrés Salvo informó que los Servicios de Sanidad reforzarán todas las medidas para extremar los cuidados en todas las fronteras y mitigar un posible ingreso, especialmente en los aeropuertos y puertos internacionales, por su mayor riesgo.

El virus es altamente resistente en el ambiente y en los productos de origen porcino contaminados. “Los comportamientos imprudentes pueden diseminar la enfermedad”, indica un comunicado del MGAP.

Se recomienda especialmente a los viajeros que visitan República Dominicana –un destino popular entre los uruguayos, con Punta Cana como estrella- que no visiten granjas ni establecimientos rurales, y que no intenten ingresar al país productos de origen suino.

Controles

Además de los controles habituales que se realizan, tanto de manera directa como a través de escaners para detectar a quienes intenten ingresar productos y subproductos que puedan contener el virus, se solicita a la población la colaboración para evitar ingresar con dichos productos, que posteriormente puedan propagar el virus entre animales domésticos o silvestres.

“Luego de 40 años de estar libres de esa enfermedad, que es devastadora para la producción suina, de diseminarse en todo el continente e ingresar a Uruguay puede tener un impacto productivo y económico sumamente importante”, expresó Salvo.

Además de difundir las medidas de prevención para que se extremen los controles en productos derivados de origen suino, se está procediendo a la destrucción de los «catering» que ingresan en vuelos internacionales y de todos los residuos orgánicos de los buques que llegan al Uruguay.

Desde el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) se hizo un llamado a las autoridades en la región para reforzar las medidas zoosanitarias, de inspección y revisión, en todos sus puntos de entrada, poniendo especial atención en los productos provenientes de zonas que alberguen al virus.

Noticias relacionadas

Un kilo de carne vacuna puede secuestrar 50 kilos de carbono según un estudio en Australia

Javier Lyonnet

Empresas ganaderas registraron su mejor resultado económico histórico

Cecilia Ferreira

Mercado del gordo sigue subiendo; los mejores novillos alcanzan los US$ 3,30

Cecilia Pattarino